Skip to main content

LATAM Cargo revela sus planes para la salmonicultura chilena

Claudio Torres, director Comercial para Sudamérica de LATAM Cargo. Foto: LATAM Cargo.
Claudio Torres, director Comercial para Sudamérica de LATAM Cargo. Foto: LATAM Cargo.

Chile: El director Comercial en Sudamérica de la empresa, Claudio Torres, cuenta a Salmonexpert cómo están potenciando sus rutas a EE.UU., Brasil y Asia para las exportaciones de salmón chileno.

LATAM Cargo cerró el año 2018 con un alza de un 27% en la cantidad de salmón transportado a 44 destinos respecto de 2017, impulsada por la demanda de este producto desde el mercado asiático y norteamericano. Específicamente, la demanda desde Asia creció en 6.000 toneladas (112%), y Norteamérica en más de 8.500 toneladas (17%), según la empresa.

“Estas cifras nos permiten ser optimistas respecto del futuro del salmón chileno. Pero el desafío es grande y continúa: debemos seguir trabajando como aliados de nuestros clientes para mostrarle al mundo las bondades de la industria acuícola nacional, al mismo tiempo que ampliamos su alcance resguardando sus propiedades y calidad”, afirma a Salmonexpert Claudio Torres, director Comercial para Sudamérica de LATAM Cargo.

Iniciativas

Y la compañía ha estado en línea con el buen momento del sector, pues a principios de 2019, anunció la inauguración de la ruta Santiago-Chicago que estará operativa a fines de febrero “y que nos permitirá llegar de manera más directa y rápida a la costa oeste de EE.UU. para satisfacer la creciente necesidad de esa zona. A su vez, nos permitirá conectar carga con Asia, continente que ha presentado una demanda sostenida de este producto”, señala Torres, agregando que “seguiremos diversificando nuestros destinos dentro de Latinoamérica, EE.UU., Europa y Asia”.

Adicionalmente, LATAM Cargo trabaja en acuerdos interlineales para potenciar todavía más su conectividad, como es en el caso de Asia, mercado boyante para la salmonicultura chilena. En tanto, la empresa ha llevado a cabo inversiones en infraestructura y procesos que permiten resguardar las cualidades de este perecible desde el origen hacia el destino final”. 

Claudio Torres, director Comercial para Sudamérica de LATAM Cargo.

En concreto, entre las mejoras destaca el inicio de la construcción de un nuevo hub de perecibles en Guarulhos, Brasil, destino seleccionado estratégicamente dada la conexión que le entrega a Latinoamérica con el mundo. “El hub tendrá una superficie de 1.637 m2, de los cuales el 50% (825 m2) estará destinado a dos cámaras de frío que ofrecen distintos rangos de temperatura de acuerdo a la necesidad de la carga y le permitirá a LATAM Cargo aumentar en un 33% su actual capacidad de almacenamiento de productos perecibles en dicho centro de conexión. Esta infraestructura irá en directo beneficio del salmón ya que tanto el almacenaje como el re-paletizado podrán llevarse a cabo en temperaturas controladas, prolongando la frescura del producto”, revela el director Comercial para Sudamérica de la compañía.

Otras iniciativas que desarrolla la empresa es el uso de mantas como material mitigador de las variaciones de temperatura, el control online de las temperaturas de todos los coolers que mueven perecibles, “y fomentar la colaboración con nuestros clientes para realizar muestreos permanentes de temperatura. Sabemos que el tiempo es clave para extender la frescura del salmón, y por eso estamos enfocados en disminuir el transit time y los tiempos de entrega de este delicado producto, entre otras medidas que nos permiten seguir perfeccionando nuestro servicio”, asegura Torres.

Desafíos

Y entre los desafíos que el ejecutivo enumera de cara a la salmonicultura chilena, está que “debemos ser capaces de recibir, transportar y llevar a destino final un producto que mantenga su frescor y calidad. Y, entendiendo que la mayor dificultad es resguardar la cadena de frío, los desafíos surgen durante todo el proceso logístico. Por ejemplo, desde que recibimos el salmón ya ha pasado por instancias de manipulación y paletizado, y se sumarán más hasta que llegue a destino final. Este método ha funcionado porque se toman medidas para que así sea. Sin embargo, puede perfeccionarse si es que entre todos los que tenemos un rol en la cadena logística del salmón ponemos de nuestra parte para disminuir, por ejemplo, la manipulación de las cajas de salmón. Mientras menos manipulación tengan las cajas reducimos la posible exposición a temperatura”.

“Y también existen desafíos a nivel país, pequeños cambios generarían grandes beneficios. Por ejemplo, si se modificara la normativa que obliga a posicionar la carga perecible en la loza y se redujera el tiempo de revisión llevada a cabo en esta superficie, se favorecería considerablemente su protección al disminuir la exposición a mayor temperatura, especialmente en temporadas de calor. No se trata de eliminar el control dispuesto por las autoridades aeronáuticas, las que sin duda respetamos, pero sí de disminuir los tiempos de exposición a temperatura no controlada para no afectar la calidad del salmón y de los perecibles que transportamos”, detalla el director Comercial para Sudamérica de LATAM Cargo.