Saltar al contenido principal

Chile: La salmonicultora llegó a un acuerdo de colaboración con Greenspot, que en su planta ubicada en Puerto Montt reconvertirá desechos provistos por la empresa, como boyas.

La Economía Circular es un tema cada vez más importante en la industria chilena del salmón. Tanto así, que, durante la semana pasada, Greenspot integró a Marine Farm como proveedor de residuos plásticos, concretando una nueva alianza. Esta colaboración en etapa de desarrollo, se suma a otras ya existentes que buscan desarrollar e impulsar el modelo de sustentabilidad. 

De este modo, Benjamín González, gerente general de Greenspot, cuenta a Salmonexpert que la empresa revalorizadora de residuos plásticos, recibió las primeras cuatro ramplas con más de 50 boyas de fondeo en desuso de Marine Farm. “Estos elementos, que antes terminaban en un relleno sanitario o en un vertedero, hoy gracias a esta colaboración tendrán un nuevo destino en nuestra planta ubicada en Puerto Montt, sector Alto Bonito”.

Gracias a los procesos de recuperación de materias primas, estas boyas serán descompuestas en polietileno de baja densidad, EPS-Plumavit y fierro. “Cada material será trabajado por separado para generar productos y materia prima de alta calidad 100% reciclada, todo de forma local, optimizando la logística inversa y el costo ambiental de la cadena”, afirma González.

“Recibir a Marine Farm en nuestra familia de empresas colaboradoras es motivo de satisfacción. Nos anima y desafía a seguir creciendo, para lo cual estamos terminando la implementación de nuestra nueva planta en Puerto Montt, apostando por una gestión local y sostenible de los residuos con un enfoque ‘mi residuo, mi problema, mi solución’, que es muy importante”, indica el ejecutivo.

Benjamín González, gerente general de Greenspot. Foto: Greenspot.
Benjamín González, gerente general de Greenspot. Foto: Greenspot.

Trato

El acuerdo contempla que Marine Farm será proveedora de boyas, flotadores, tuberías, bidones triple lavados y un sin número de residuos plásticos con objeto de que Greenspot pueda utilizarlos y reconvertirlos en materia prima y productos de calidad, para comenzar un nuevo ciclo de vida dentro del paradigma de la Economía Circular de Triple Impacto Local.

Los residuos recibidos por Greenspot en su planta de Puerto Montt pasarán por procesos de limpieza, triturado, filtrado, pelletizado, compactado y moldeo para generar nuevos productos de alta calidad. “La tendencia actual está impulsando a que las empresas busquen soluciones más ambiciosas, desarrollando productos de impacto, fabricación y consumo local con sus residuos. En este sentido, destaca la iniciativa de Greenspot junto a Blumar, quienes lograron desarrollar racks de agua como producto final a partir de los residuos de esta misma compañía”, detalla el gerente general de Greenspot.

Por tanto, Marine Farm se suma a otras empresas que han encontrado una solución diferente a un problema común: los desechos. Así, la región de Los Lagos, gracias al compromiso de la industria del salmón, avanza hacia el modelo de Economía Circular junto a Greenspot, tal como lo hizo AquaChile, Blumar, Mowi, Camanchaca, Yadran, Hendrix Genetics, Acme, Multiexport Foods, Resiter, Recollect, entre otras compañías, de acuerdo con González.

Bajo este modelo, Greenspot procesa aproximadamente 70 toneladas de plásticos y plumavit al mes, lo que ha mostrado un importante crecimiento desde sus inicios, pasando de 270 toneladas anuales durante 2017 a 700 toneladas para 2019, sumando 2 millones de kilos procesados desde sus comienzos, impactando un volumen equivalente estimado a dos estadios nacionales.

Lea también: