Skip to main content

Nissui disminuye a la mitad sus ganancias salmonicultoras en Chile

Imagen referencial de salmónidos. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de salmónidos. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: El grupo japonés admitió que sus ingresos acuícolas bajaron en el país, debido a una mortalidad masiva de juveniles durante el 2017, que derivó de un evento de IPN.

El grupo Nissui, que en Chile opera con Salmones Antártica, dio a conocer su informe del segundo trimestre del año fiscal en curso, esto es, relativo al período que va del 1 de abril al 30 de septiembre de 2018. En el análisis, reveló que en su área acuícola nacional disminuyó su volumen de ventas al igual que los precios en el período, remarcando que el escenario estaba dentro de lo esperado.   

En ese sentido, por medio de su división salmonicultora, anotó utilidades por 2.000 millones de yenes en el período, que representan US$ 17,6 millones, bajando de esta manera a la mitad sus ganancias sectoriales en comparación a igual lapso del año anterior, donde registró 4.000 millones de yenes, es decir, US$ 35,2 millones en números azules. Todo ello, incluyendo los ajustes de inventario y la valorización de los peces en el agua, según estándar IFRS.

En tanto, el holding nipón admitió en su informe que sus ingresos salmonicultores disminuyeron debido a una masiva mortalidad de juveniles durante el 2017 que derivó de un evento referente a la enfermedad Necrosis Pancreática Infecciosa (IPN), el cual retrasó sus siembras y, por tanto, bajó su nivel de cosechas para 2018. Lo que provocó que este negocio se comportara de manera débil para el conglomerado, con más altos costos que los previstos año contra año.

Con todo, pese a lo anterior, el grupo japonés aseguró que el negocio de salmones y truchas en Sudamérica, que es manejado desde Chile, “estuvo dentro de nuestras expectativas. Hasta ahora estamos corriendo sin problemas para lograr nuestro plan anual y, por ende, el dividendo se pagará a los accionistas de acuerdo a lo programado”.

De hecho, Nissui recalcó al mercado que su negocio de salmónidos para Sudamérica sigue la senda de la recuperación, al igual que su área de Productos Marinos que pasó de 3.700 yenes en el primer trimestre del año fiscal en curso, esto es, US$ 32,5 millones, a los actuales 6.000 millones de yenes, es decir, US$ 52,8 millones.

Planes de mejora

Asimismo, el holding nipón reveló una serie de mejoras que está aplicando a su negocio acuícola. Entre ellas, estabilizar sus operaciones y diferenciarlas de sus competidores, perfeccionar sus modos de cultivo y el tamaño de sus ovas de salmón coho, junto con incrementar la promoción de salmones y truchas para las compras de fin de año, para aumentar sus ingresos que, en esta ocasión, fueron afectados por el evento 2017 de IPN.

Igualmente, el grupo japonés tiene como objetivo que, de acá al 2030, todas sus especies ligadas a Productos Marinos, serán de carácter sostenible. Ello se reforzó con la participación de Nissui en SeaBOS en septiembre pasado (Seafood Business for Ocean Stewardship), que ha manifestado su compromiso con la sustentabilidad de la industria a nivel mundial.