Skip to main content

"Sernapesca no tiene línea de investigación para la salmonicultura"

El exdirector de Sernapesca, José Miguel Burgos, valoró la disminución del uso de antibióticos en la industria salmonicultora chilena. Foto: Archivo Salmonexpert.
El exdirector de Sernapesca, José Miguel Burgos, valoró la disminución del uso de antibióticos en la industria salmonicultora chilena. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: El exdirector de Sernapesca y actual investigador de la Universidad de Chile y consultor, José Miguel Burgos, hizo un llamado a la industria nacional en Salmonexpert para restablecer la línea de investigación que permitió bajar el uso de antibióticos en el salmón. 

Luego de que Sernapesca informara que la utilización de antibióticos en la industria salmonicultora fuera de 322,7 toneladas en el 2018, representando una disminución de 18% en comparación a 2017, y que los centros de cultivo libres de antimicrobianos aumentaron un 43% en el período, varias han sido las reacciones al respecto.

Es así como el exdirector de Sernapesca, actual investigador de la Universidad de Chile y consultor, José Miguel Burgos, entregó a Salmonexpert su apreciación respecto a este tema. Para el especialista, estas cifras son “una buena noticia, resultado de una acción múltiple: por un lado una política pública que apuntó a generar reducción de uso de antibióticos y también a los esfuerzos privados, donde las compañías han hecho esfuerzos importantes por mejorar en sus propios procesos y en la toma de decisiones”.

Desde el lado de la acción pública, Burgos destacó la puesta en marcha de la certificación  de centros de cultivo como libres del uso de antimicrobianos en el ciclo productivo de mar. “Esta certificación es algo novedoso, que fue bien cuestionado al principio, pero que ha ido aumentando y tomando un valor bastante importante y que, desde el punto de vista de los incentivos, es una excelente herramienta”.

Además, Burgos destacó la normativa del Plan de Reducción de Siembras (PRS) como un incentivo para que las empresas sigan el camino de disminuir el uso de antimicrobianos. En ella, Subpesca permitirá como máximo un 9% de crecimiento productivo –hoy día es posible una expansión de 3%- a compañías que tengan hasta un 10% de mortalidades, menos de 50% de sus jaulas tratadas contra Caligus y hasta 150 gramos de antibiótico por tonelada de salmón generada.

Desafíos 

Sin embargo, el profesional considera que se le debiera dar continuidad a la investigación para combatir SRS y Caligus con la que contaba el Programa de Gestión Sanitaria (PGSA), que finalizó en el 2018, dado que, aseguró, el nuevo Programa de Optimización de Uso de Antibióticos (PROA) no posee este núcleo básico, con lo que Sernapesca “no tendrá una línea de investigación para la salmonicultura chilena, que es esencial para el sector”. 

“Sin duda, este ha sido uno de los elementos más importantes que ha contribuido a esta baja en el uso de antibióticos. Esta línea que tenía el PGSA se acabó ya que no tiene financiamiento en el PROA -que se enfoca en buenas prácticas- y ahí creo que la industria salmonicultora nacional tiene un tremendo desafío, que es poder restablecer esta investigación que permita hacer sostenible en el tiempo esta disminución de consumo de antimicrobianos, financiándola”, subrayó el experto.

Burgos realizó una reflexión final con respecto a las cifras de disminución de antibióticos en los centros de cultivo, apuntando que “creo que hay que estar contentos, pero atentos. Hay que seguir mejorando, seguir avanzando en buenas prácticas. Este es un tema que continuará siendo sensible y, a medida que la industria vaya avanzando en reducir la cantidad de antimicrobianos, va a ir avanzando también una mejoría en la percepción pública sobre el sector”.

Lea también:
Lea también: