Sindicatos del sur mantienen críticas a reforma al cabotaje pese a acuerdo del Gobierno

En la zona sur austral se concentra el grueso de la flota mercante y los dirigentes sindicales de la zona esperan seguir conversando con el Ejecutivo.
En la zona sur austral se concentra el grueso de la flota mercante y los dirigentes sindicales de la zona esperan seguir conversando con el Ejecutivo.

Chile: Es desde Puerto Montt al sur donde opera la mayor flota mercante nacional y los representantes de sus trabajadores encuentran insuficiente un acuerdo del Gobierno con sindicatos del resto del país.

El Gobierno presentó esta semana como un logro importante el acuerdo con diez sindicatos de la marina mercante de la zona centro norte para introducir modificaciones al proyecto de ley sobre cabotaje que ayudarían a proteger las fuentes de empleo, tema que ha sido la principal preocupación en el debate de la normativa.

Sin embargo, los contenidos del acuerdo no son compartidos del todo por las organizaciones de trabajadores de la marina mercante en el sur del país, que es donde se concentra la mayor parte de la flota nacional. Las organizaciones en esa zona, de hecho, representan a cerca del 80% de las tripulaciones.

Los puntos del acuerdo que dio a conocer el Gobierno (ver recuadro) surgieron de una serie de diálogos con las organizaciones. En estas conversaciones participaron también los representantes de la zona sur, sin embargo, afirman que el Ejecutivo no aceptó sus principales propuestas que consideran que la actividad desde Puerto Montt al sur tiene características completamente distintas a las del resto del país.

Estas propuestas fueron expresadas en varios documentos dirigidos a la autoridad, y consideran principalmente determinar una eslora mínima de 150 metros para que las naves extranjeras puedan hacer cabotaje; o derechamente eximir de las normas de apertura a la zona situada del paralelo 41 al sur.

La Federación Nacional de Gente de Mar (Fenagemar) integrada por los sindicatos Interempresa de Mujeres Mercantes, Naviera Orca Chile, La Península, Naviera Puelche y Naviera Austral, planteó en una carta al Ministro de Economía que “a pesar de las mejoras a las indicaciones presentadas por el Ejecutivo y aceptadas por algunas de las organizaciones representativas de los Oficiales y Tripulantes chilenos de alto, en conjunto con el equipo técnico de ambos ministerios, consideramos que aún debe ser mejorado y adaptado a la Marina Mercante Regional”.

El vocero de Fenagemar, César Rojas, insistió en que la posición del Gobierno es insuficiente para proteger los puestos laborales y que una solución sería autorizar la reputación de naves y el waiver sólo a naves sobre los 150 metros de eslora.

Fesitrasur es otra organización (la componen los sindicatos de Naviera Ulloa, Naviera Paredes, Astillero Skorpios, Mar y Tierra y Trabajadores Navieros) que comparte la opinión de que la propuesta del Gobierno no alcanza a satisfacer las necesidades de protección de los empleos en la marina mercante del sur.

Su Presidente, Javier Andrade, manifestó que “mientras haya posibilidad de que venga un extranjero a ocupar las plazas nacionales estamos en desacuerdo y pedimos que se incluya la indicación de tope de eslora para proteger los puestos de trabajo”. Explicó que esa medida sería útil en el sur y no afectaría en nada a la actividad de cabotaje en la zona centro norte, donde los buques de alto bordo superan los 150 metros.

Y sobre el acuerdo del Gobierno con sindicatos del norte, dijo que se trata de una estrategia para “tratar de convencer a los diputados que estaban llegando acuerdo, pero nosotros vamos a seguir nuestro peregrinar hacia el Congreso para demostrar con hechos que con estas indicaciones se abrirá la puerta para el término de la marina mercante chilena”.

También se pronunció el Sindicato Interempresas de Mujeres Mercantes, enfatizando que no hay acuerdo con los Sindicatos Mercantes del sur y “lo importante que es para nosotras "flanquear" desde el paralelo 41° al sur. Nuestra propuesta como la de nuestra federación es que no se reputen ni aplique waiver alguno en naves con un límite de eslora inferior a 150 metros.”

“Lamentablemente, creemos que seremos las primeras cesantes de avanzar este proyecto de fomento a la ley de cabotaje que para nosotras es más bien fomento a la cesantía de miles de chilenos y chilenas enamorados de nuestro trabajo como marinos mercantes.No obstante, dicho lo anterior, estamos dispuestas a seguir en conversaciones con todas las autoridades” agregan la Presidenta del sindicato, Fabiola Castillo, la secretaria, María Gaete y la tesorera, Ana Mansilla Soto.

Los acuerdos que defiende el Gobierno

 

Desde el Ministerio de Economía informaron que con 10 sindicatos de la zona centro y norte del país lograron el acuerdo respecto de seis puntos del proyecto que modifica la ley de fomento a la marina mercante y la ley de navegación para fomentar la competencia en el mercado del cabotaje marítimo.

“En lo principal, el consenso que logramos protege las fuentes laborales actuales y futuras para los tripulantes y oficiales chilenos ya que se mantiene la reserva de carga, se incorporan excepciones acotadas para resolver el transporte de carga en situaciones de emergencia o donde no existen proveedores chilenos e incentiva la competencia en igualdad de condiciones”, indicaron.

El acuerdo aborda los siguientes puntos:

 

1. Reputación:

  • El plazo será de seis meses, renovable solo una vez por el mismo periodo.
  • Se podrán reputar hasta el 50% del número de naves registradas en Chile.
  • Con el objeto de evitar la fuga de bandera, no se podrán reputar naves que hayan formado parte del registro de bandera chilena en los últimos 5 años.
  • Respecto de la reputación a casco desnudo con promesa u opción de compra, luego de un año la dotación deberá ser chilena.
  • Respecto de la reputación a casco desnudo con promesa u opción de compra, se regulará en la Ley de Fomento a la Marina Mercante, la facultad de la Autoridad Marítima para autorizar temporalmente la contratación de personal extranjero cuando exista escasez de dotación chilena, en las plazas donde exista tal escasez.

 

2. Servicio regular (waiver anual):

  • Permiso sólo para rutas donde no existan servicios regulares de línea prestados por navieras chilenas.
  • Permiso acotado solo a puerto nacionales, excluyendo a puntos y artefactos navales.
  • Permiso anual, renovable sólo una vez por el mismo periodo. Luego del segundo periodo la naviera extranjera deberá constituirse como naviera chilena, y por ende contar con dotación chilena.

 

3. Ruta de salida:

  • Permiso acotado sólo a puerto nacionales, excluyendo a puntos y artefactos navales.
  • Se permitirá a naves extranjeras recoger carga de cabotaje en su ruta de salida, para aprovechar su capacidad ociosa.
  • Existirá un límite máximo para que la carga de cabotaje no supere el total de la carga de comercio exterior que se haya descargado en puertos nacionales.

 

4. Waiver caso a caso:

  • Se amplía el límite de tonelaje actual a 3.000 toneladas.
  • Este permiso será entregado sólo si no existen naves nacionales dispuestas a prestar dicho servicio.

 

5. Definición de cabotaje:

  • Se mantendrá la definición actual de cabotaje.
  • Se excluirá de la definición al transporte de carga de comercio exterior entre puertos chilenos en aquellos casos que el servicio no se esté prestando por una empresa chilena y en el evento de un cierre de puerto.
  • Como consecuencia del punto anterior, y a modo de ejemplo, el servicio de alije continuará considerándose como cabotaje. Es decir, sólo podrá ser realizado por naves con bandera chilena.

 

6. Apoyo a la formación:

 

  • Se incluirá una mención expresa en la Ley de Fomento a la Marina Mercante el compromiso del Estado de Chile en fomentar la formación de oficiales y tripulantes nacionales.

 

El Ministro de Economía dio a conocer los detalles del acuerdo el martes a los diputados de la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones.