Desisten en demandas por eventual colusión contra compañías de wellboats

Tribunal de Defensa de la Libre Competencia.
Tribunal de Defensa de la Libre Competencia.

Chile: Las empresas que aceptaron el desistimiento de la demanda, ofrecido por Solvtrans Chile S.A., fueron Patagonia Wellboat, Naviera Orca, La Península, Detroit y también Río Dulce.

Publicado

A mediados de 2019, la entonces Solvtrans Chile S.A. demandó ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) por eventual coordinación ilícita a Armasur y a otras seis compañías del sector wellboats como Naviera Orca, La Península, CPT Empresas Marítimas, Detroit Chile, Río Dulce y Transportes Patagonia Travelling Service.

En esa fecha, la compañía indicaba que “las demandadas han ejecutado de manera concertada una serie de prácticas anticompetitivas con el propósito de excluir a Solvtrans Chile S.A. del mercado, obstaculizando injustificadamente su operación y dañando su prestigio. Para ello han utilizado como instrumento de coordinación la asociación gremial en la que todas ellas participan, Armasur”.

Sin embargo, ahora, este caso está pasando a otro capítulo, pues al menos cinco de los actores que fueron denunciados frente al TDLC, aceptaron el desistimiento de la demanda naviera ofrecido por la firma Solvtrans Chile S.A.

De este modo, las empresas que aceptaron el desistimiento de la demanda, según lo informado en el TDLC, fueron Transportes Patagonia Wellboat Limitada, Naviera Orca Chile, La Península, Detroit y también la firma Río Dulce.

Por tanto, de acuerdo con lo reportado en el TDLC, hasta ahora siguen en el proceso por una posible colusión el gremio Armasur y CPT Empresas Marítimas, en el marco de una estrategia legal de ambas partes que por el momento no es pública.

Contexto

Cabe recordar que en su demanda, Solvtrans Chile S.A. aseguró en su demanda que las anteriores prácticas se acordaron en el gremio en sesiones de julio y de octubre de 2016. “Dichas conductas no sólo han afectado el desempeño competitivo de Solvtrans Chile S.A. y han impedido que nuestra representada pueda realizar su negocio sin interferencias ilícitas e injustificadas, sino que además han afectado seriamente el resultado de procesos de licitación”.

Junto con solicitar que el TDLC ordene el cese inmediato de las conductas descritas y que ello se mantenga en el futuro, Solvtrans Chile S.A. pidió en la ocasión una multa de 5.000 UTA para Armasur, y para las otras seis compañías demandadas, una sanción equivalente al doble del beneficio económico reportado por las prácticas anticompetitivas o, alternativamente, una que represente el 30% de sus ventas correspondientes a la línea de productos o servicios asociada a las infracciones denunciadas por todo el período en el cual éstas se han extendido.