El Pelagos II es una de las naves de Costa Austral. Ni ésta ni la Biomar V figuraban en la lista de bienes a rematar este viernes. Foto: Borja Gómez, Marine Traffic.
El Pelagos II es una de las naves de Costa Austral. Ni ésta ni la Biomar V figuraban en la lista de bienes a rematar este viernes. Foto: Borja Gómez, Marine Traffic.

Declaran la quiebra de empresa que cosechaba peces en centros de cultivo

Chile: Costa Austral, con dos embarcaciones y 77 trabajadores, no pudo cerrar los contratos que necesitaba para mantener sus operaciones y por eso pidió su liquidación voluntaria. 

Publicado

Para este viernes 19 de agosto estaba programado el remate de distintos bienes de la empresa Costa Austral, naviera que prestaba servicios a la industria salmonicultora y que entró en un proceso de quiebra al no conseguir remontar una compleja situación financiera.

Según la solicitud de liquidación voluntaria que presentaron ante el Segundo Juzgado Civil de Puerto Montt, Costa Austral SpA es una entidad del giro servicios relacionados con la acuicultura, que se fundó en junio de 2014 “con miras a desarrollar un proceso innovador de cosecha in situ para la industria salmonera que mejoraba el bienestar animal, la bioseguridad y la productividad de sus respectivos clientes”.

Para eso la compañía operaba con dos embarcaciones, Biomar V y Pelagos II, utilizadas para faenas de cosecha de salmones. Sin embargo, según informaron al tribunal, el estallido social, la pandemia y un fuerte aumento de los costos de mano de obra, transporte y dique, sumados a la inflación y el incremento de costos financieros tornaron imperativo para Costa Austral aumentar sustancialmente el volumen de cosecha a contar del 2022, lo que no consiguieron.

“No fue posible obtener contratos por estos volúmenes. En efecto, los volúmenes mensuales de producción debían alcanzar al menos 3.000 toneladas sin eviscerado, o bien, 2.500 con eviscerado, en forma mensual y continua”.

“Durante los últimos meses, la Sociedad no logró cerrar contratos de servicios con dos clientes puntuales, con los cuales se estuvo negociando desde el último trimestre de 2021, que le hubiesen permitido, en gran medida, alcanzar los volúmenes necesarios para seguir operando”, señala el documento.

Más adelante agrega que “las condiciones macroeconómicas, la incertidumbre política y la permanente amenaza del Covid-19 hacen inviable nuevas inversiones en la Sociedad”. Explicitan que los socios hicieron aportes de capital por 5.439 millones de pesos, de los cuales 1.470 millones de pesos ingresaron en los últimos 12 meses.

Los accionistas de Costa Austral son Inversiones Dalcahue Limitada y el fondo de inversión privado Equitas Capital II. Los tres mayores acreedores, en tanto, son los bancos Santander Chile e Itaú y Rigoberto Paredes Muñoz, quien prestaba servicios a la empresa.