Diferentes puntos focales de melanosis en filetes de salmón Atlántico. A) Mancha roja en filete de salmón en agua dulce (smolts), B) Mancha roja en filete después de la transferencia al agua de mar, C y D) Melanosis en salmón en agua de mar y E) Melanosis en peritoneo. Fuente: Jiménez-Guerrero y col., 2022.
Diferentes puntos focales de melanosis en filetes de salmón Atlántico. A) Mancha roja en filete de salmón en agua dulce (smolts), B) Mancha roja en filete después de la transferencia al agua de mar, C y D) Melanosis en salmón en agua de mar y E) Melanosis en peritoneo. Fuente: Jiménez-Guerrero y col., 2022.

Investigadores asocian anomalías óseas con melanosis en salmón

Noruega: Un reciente estudio concluyó que cambios en la morfología de las costillas en salmones, principalmente en mar, podrían estar asociados con casos de melanosis en filete.

Publicado

Las manchas oscuras en el filete del salmón, o más conocidas como melanosis, representan un problema de calidad observado en plantas de proceso que finalmente lleva a pérdidas económicas.

Si bien las causas todavía se estudian, la melanosis ha sido asociada a la infección por PRV, traumatismos y vacunación. Por otro lado, la región anatómica donde se ubican con mayor frecuencia la mayoría de estas manchas oscuras, también es materia de investigación.

De acuerdo con un nuevo estudio publicado, la melanosis estaría localizada predominantemente en la región cráneo-ventral del filete, asociada a la ubicación de las  costillas del pez.

Por esta misma razón, científicos de Nofima, la Universidad Noruega de Ciencias de la Vida y el Instituto de Investigación Marina, realizaron un detallado estudio para determinar si existe efectivamente una asociación entre esta región del filete y alguna malformación en las costillas u otro factor.

En resumen, la investigación consistió en hacer un seguimiento de un grupo de salmones Atlántico desde la fase agua dulce (piscicultura RAS hasta los 20 gr) hasta peso de cosecha (3,2-4,5 kg), con un grupo siendo trasladado a una piscicultura de flujo abierto (hasta los 100 gr), y posteriormente al mar, y el otro grupo siendo trasladado a centros de cultivo en mar (cuando alcanzaron los 100 gr). Estos grupos fueron comparados con salmones salvajes comprados en una pescadería.

Los cambios en la morfología de las costillas asociados al crecimiento de los peces se estudió mediante rayos X, evaluando el tórax del salmón en distintos tiempos del ciclo productivo.

Asociación

Los expertos evidenciaron que luego de la siembra en mar, las anomalías en las costillas se incrementaron, llegando a un promedio de ocho costillas por lado con alguna anormalidad, principalmente más cortas o con baja densidad.

En contraste con el salmón salvaje, las anormalidades en el salmón de cultivo se concentraron simétricamente en el centro de la caja torácica en las partes media y distal de las costillas, donde también se concentró la mayoría de los focos de melanosis.

Efectos del entorno de crecimiento en el número de anomalías en las costillas (partes proximal, media y distal) según origen y condición de cultivo después de la transferencia al mar. Las diferencias significativas entre los grupos y las partes de las costillas se indican mediante letras diferentes sobre las barras (p ≤ 0,05). Los datos se presentan como media ± SEM, n = 15, 23 y 23 para salmón salvaje, RAS y en jaulas marinas, respectivamente. Fuente: Jiménez-Guerrero y col., 2022.
Efectos del entorno de crecimiento en el número de anomalías en las costillas (partes proximal, media y distal) según origen y condición de cultivo después de la transferencia al mar. Las diferencias significativas entre los grupos y las partes de las costillas se indican mediante letras diferentes sobre las barras (p ≤ 0,05). Los datos se presentan como media ± SEM, n = 15, 23 y 23 para salmón salvaje, RAS y en jaulas marinas, respectivamente. Fuente: Jiménez-Guerrero y col., 2022.

“Dos meses después de la transferencia a las jaulas marinas, el 15 % del salmón tenía manchas en el filete de un color rojo, mientras que la melanosis se observó cinco meses después de la transferencia al mar (30%). La prevalencia de las manchas rojas osciló entre 3 y 15%% durante la fase de agua de mar, mientras que la melanosis aumentó hasta el octavo mes después de la siembra, estabilizándose en muestreos adicionales en 43-45%”, explicaron los investigadores en cuanto a este fenómeno.

Por otro lado, la prevalencia de anomalías en las costillas fue 1,6 veces mayor en filetes con melanosis que en el tejido de control, principalmente debido a diversas formas de costillas deformes y fracturadas.

A pesar de que los especialistas noruegos encontraron una asociación entre las anomalías de las costillas y la melanosis, factores adicionales también influyeron en la presentación de la misma, ya que las manchas oscuras también se evidenciaron en peces con costillas normales.

Con estos resultados, los autores concluyeron que si bien el alimento y el origen genético no fueron las causas principales de melanosis, “los factores ambientales, como los incidentes dañinos en la fase comercial tardía de los smolts y las operaciones en las jaulas marinas, son probablemente los determinantes de la presencia de melanosis”.

Lea el estudio completo titulado “Rib abnormalities and their association with focal dark spots in Atlantic salmon fillets”, aquí.