Alejandro Santibáñez, presidente, y Myriam Chávez, secretaria general de la Multisindical de Trabajadores de la Industria del Salmón y Ramas Afines.
Alejandro Santibáñez, presidente, y Myriam Chávez, secretaria general de la Multisindical de Trabajadores de la Industria del Salmón y Ramas Afines.

“No necesitamos salmonicultoras que actúen de manera irresponsable”

Chile: La organización sindical de la industria valoró que se sancione a quienes cometan delitos de robo de peces en centros de cultivo, dado que, muchas veces, se pone en peligro la vida de operarios. 

Publicado

En la reciente sesión de la Comisión de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos de la Cámara de Diputados, en la que se discutió el proyecto de ley, que modifica la ley N°18.892, General de Pesca y Acuicultura, en materia de prohibición de captura de especies salmonídeas provenientes de cultivos de acuicultura (Boletín N°11.571-21), se dio la instancia de audiencia a la directiva de la Multisindical de Trabajadores de la Industria del Salmón y Ramas Afines.

En la oportunidad, Alejandro Santibáñez, presidente de la organización sindical, destacó la importancia de presentar la visión de los trabajadores de la industria salmonicultora en torno a los diferentes proyectos de ley que están discutiendo en el Congreso y que afectan a los colaboradores, en particular el que se estaba discutiendo, ya que pretendía resguardar de mejor forma la integridad del trabajo y el medio ambiente.

Por su parte, la secretaria general de la Multisindical, Miriam Chávez, argumentó que “los trabajadores agrupados en los diversos sindicatos y federaciones valoramos la importancia de este proyecto de ley, que tiende a generar una real prevención ante la posibilidad de escape de salmones desde los centros de cultivo en el mar. Creemos que es fundamental que se le exija mucho más a la industria salmonicultora en esta materia y que se regule de mejor manera la forma en que estas empresas deben instalar sus estructuras en las áreas que se desarrolla este tipo de cultivos productivos”.

A juicio del gremio, “las multas que se impongan ante el no cumplimiento de la norma, deben ser ejemplificadoras, actuando de manera disuasiva para quienes no deseen dar cumplimiento. No necesitamos salmonicultoras que actúen de manera irresponsable, por falta de cuidado, o peor aún, sólo con la intención de bajar los costos. Para ellos, debe aplicarse con dureza esta normativa, aunque también deben considerarse cierta gradualidad y atenuantes para aquellas empresas que, aunque respetando todos los parámetros que dicta este proyecto de ley, se vean afectados por escapes de peces a causa de factores ajenos a su control o alguna debilidad que la norma no contemple”.

Según lo expresado por la secretaria de la multisindical, “celebramos que esta normativa recoja y respete el derecho de los pescadores artesanales a la captura accidental de especies salmonídeas, pues regula de manera justa la incorporación de los pescadores ante la posibilidad de este tipo de eventos. Ello ayuda a remediar en gran parte las consecuencias en caso de escapes”.

Igualmente, los representantes de la organización sindical fueron enfáticos en valorar el hecho de que el proyecto de ley sancione duramente los robos y ataques a centros de cultivos. “Esto entrega tranquilidad a los trabajadores en dos frentes. Por una parte, desde el punto de vista de la seguridad e integridad de nuestros asociados, los que muchas veces han sido maniatados, golpeados y amenazados por estas mafias dedicadas al robo del salmón. Incluso, socios que se dedican al transporte terrestre han sido lesionados y secuestrados. En segundo lugar, el robo en centros de cultivo también afecta la economía de los trabajadores, ya que gran parte de las remuneraciones, provienen de los bonos de producción, los que bajan considerablemente ante los, ya cada vez más recurrentes, robos”.

Trabajo digno

En tanto, el vicepresidente de la multisindical, Marcelo Lipka, puntualizó que la institucionalidad, radicada en Sernapesca, Minsal, SII y Autoridad Marítima, pudieran tener los recursos necesarios para poder fiscalizar y controlar de manera eficiente los robos, “que terminan con salmones reducidos en terminales pesqueros, ferias y mercados, pues además de existir un potencial efecto a la salud de las personas, al no existir trazabilidad de los productos, en nuestras carreteras circulan libremente camiones que, sin control alguno, transportan salmón robado a diversos destinos del país”.

Finalmente, y en relación a los diversos proyectos de ley que la Comisión de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos está discutiendo y que incluyen a la industria salmonicultora, los representantes del gremio solicitaron a los diputados “tener siempre a la vista información fidedigna de los temas de discusión, informarse adecuadamente de la realidad y evitar caer en faltar a la verdad, quizás por desconocimiento o intenciones personales que no están acordes a lo que se vive en el sur de Chile y lo que vivimos los trabajadores de la industria del salmón. Nosotros siempre estaremos luchando por un trabajo digno, en un medio ambiente resguardado y trabajando por el desarrollo de una salmonicultura sostenible, de nuestras regiones y nuestra sociedad”.