Martin Søreide y Hanne Digre. Foto: ScaleAQ.
Martin Søreide y Hanne Digre. Foto: ScaleAQ.

ScaleAQ recibe recursos para incrementar uso de plástico reciclado

Noruega: En el proyecto del proveedor noruego de la salmonicultura, se analizará la regranulación de los equipos desechados, ello para identificar las áreas de uso relevantes y reducir el impacto ambiental.

Publicado

Cada año, ScaleAQ entrega equipos a la industria acuícola, lo que se traduce en más de 10 mil toneladas de plástico. Por ello, la empresa recibió recursos del fondo medioambiental de Trade para identificar productos en los que pueden utilizar plástico reciclado y reducir el impacto medioambiental.

Sólo la mitad del plástico del mundo se usa más de una vez. Este es un desafío global que la industria de la acuicultura se toma en serio.

Hanne Digre es directora de sostenibilidad en ScaleAQ, quien comentó a Kyst.no que trabajan para reciclar la mayor cantidad de plástico posible para nuevos productos y que reciclan alrededor del 40% de sus equipos en la actualidad.

Liderar con el ejemplo

La compañía es uno de los proveedores de equipos en la industria de la acuicultura. “Estamos preocupados por asumir la responsabilidad de minimizar la huella del negocio. El objetivo de nuestro proyecto es innovar con los subcontratistas para que puedan sustituir el uso de plástico virgen en al menos un 45%”, explicó Digre.

El proyecto ha sido denominado SPARE (productos plásticos circulares para la acuicultura sostenible) y ScaleAQ tiene la gestión del proyecto con Hallingplast y Norner como socios de investigación. Es así como la compañía, durante el 2020, vendió productos que contenían un total de 10.800 toneladas de plástico. La mayor parte del plástico se recolecta y se destina a la recuperación de energía, mientras que el 30-45% se destina al reciclaje de materiales.

“Si queremos poder aumentar la proporción de plástico que se reutiliza en nuevos productos, debemos estar absolutamente seguros de que el plástico cumple con los requisitos de calidad, robustez y seguridad”, manifestó Martin Søreide, director técnico de Ingeniería Marina de la compañía.

Las estructuras flotantes que están en zonas expuestas  tienen requisitos muy estrictos de seguridad y resistencia del material. Las pautas en NS9415 significan que actualmente está exigiendo el uso de materiales reciclados en la producción de estas grandes estructuras.

“El objetivo de este proyecto es contribuir al desarrollo de nuevos conocimientos y productos en esta área. Para otros productos, sabemos que el plástico virgen se puede reemplazar total o parcialmente con material reciclado”, sostuvo Søreide.

Cooperación local

Para lograr los objetivos de un mayor reciclaje, la producción local es un requisito previo. ScaleAQ y Hallingplast han tenido una larga colaboración desde principios de la década de 2000 y han participado en varios proyectos como el desarrollo de mangueras de alimentación antiestáticas y la reducción de microplásticos de las mangueras de alimentación.

“Nos complace que se estén asignando fondos para escalar las innovaciones para el plástico reciclado en la industria de la acuicultura”, recalcó Guro Lilleslåtten de Hallingplast.

En el proyecto, que tiene un presupuesto total de US$317 mil, se analizará la regranulación de los equipos desechados para identificar las áreas de uso relevantes, antes de que el equipo sea probado y evaluado para la producción a gran escala. Norner llevará a cabo los análisis en 2022 y la evaluación del producto se llevará a cabo en 2023 y 2024.