¿Qué tan sanas están las finanzas de los salmonicultores chilenos?

Centro de cultivo de Salmones de Chile.
Centro de cultivo de Salmones de Chile.

Chile: Todas las empresas que producen salmón en Chile, están yendo contra la corriente económica: lejos de estar en crisis, se mueven entre las ganancias gracias a los altos precios.

Publicado Actualizado

Al parecer, el salmón va contracorriente también en el aspecto financiero, dado que las empresas que producen en Chile están registrando resultados positivos en el segundo trimestre 2022 o al menos, mejoras importantes en comparación a igual período de 2021.

Un indicador fiel de la sanidad del negocio salmonicultor es el EBITDA, el cual muestra cuánto está perdiendo o ganando la compañía. Se calcula desde el resultado final de explotación de la empresa, sin incorporar los elementos financieros (intereses de la deuda), tributarios (impuestos), cambios de valor del inmovilizado (depreciaciones) y de recuperación de la inversión.

Considerando al grupo AquaChile, su EBITDA consolidado pre fair value llegó a US$76,3 millones, cifra superior a los US$24,3 millones anteriores. Los mejores resultados, en tanto, se explican por el bajo crecimiento de la oferta y una normalización de la demanda de salmón.

Luego, Multi X computó un EBITDA de US$32,1 millones, superior a los US$20 millones del segundo trimestre de 2021, mientras que en el período anterior fue de US$28 millones. Ello, en parte por un aumento en el precio de venta de salmones, en línea con los mejores precios de mercados, y afectado parcialmente por mayores costos y por un menor volumen comercializado.

Mientras que Salmones Camanchaca informó significativa recuperación de resultados: el EBITDA del trimestre mejora desde US$ 10,6 millones negativos hasta los US$ 25,7 millones positivos, aumento impulsado por mejores precios, mayores volúmenes vendidos y baja de costos.

En el segmento acuícola de Blumar, el EBITDA al cierre del segundo trimestre de 2022 registró una variación positiva de US$21.6 millones, destacando la recuperación en el precio promedio de ventas, el cual registra un crecimiento de 42% respecto al mismo período de 2021.

Por su lado, Mowi avanzó desde un EBIT operacional en Chile de 14,9 millones a 15,3 millones de euros, en medio de sus resultados récord como grupo, y a su vez, Nova Austral se alzó con un EBITDA negativo, pero que pasó de -US$18,3 millones a -US$15,9 millones, mejorando su performance.