Colapso del centro de cultivo Cypress Island en agosto de 2017. Foto: FFE.

Cooke lucha contra proyecto de ley que pretende prohibir los centros de cultivo de salmón

EE.UU: Cooke Aquaculture Pacific testificó en oposición a la legislación que prohíbe las operaciones de cultivo de salmón en el estado de Washington, al oeste de Estados Unidos.

Kevin Ranker, miembro del senado estatal, ha patrocinado un proyecto de ley que evitará que el estado otorgue nuevos contratos de arriendo o renueve los contratos de arriendo existentes para el cultivo de salmón Atlántico u otras especies no nativas en el Estrecho de Puget, Washington, Estados Unidos.

Kevin Ranker, senador del estado de Washington, EE.UU. Foto: FFE.

Kevin Ranker, senador del estado de Washington, EE.UU. Foto: FFE.

La medida del senador demócrata se debe al colapso de un centro de cultivo de salmón de Cooke en Cypress Island en agosto pasado, lo que se tradujo en el escape de más de 100 mil peces (salmón Atlántico) de 4,5 kg. Cooke había adquirido dos centros en Cypress Island de Icicle Seafoods en 2016, junto con otros seis centros en otros tres sitios en el Estrecho de Puget: Port Angeles, Hope Island y Rich Passage.

Audiencia pública

Cooke, que también cultiva salmón en Escocia, el Atlántico de Canadá, el estado de Maine y Chile, presentó el martes pasado su testimonio en una audiencia pública en el Comité Senatorial de Agricultura, Agua, Recursos Naturales y Parques. Los empleados, que durante décadas han trabajado en los centros de cultivo de salmón, igualmente estuvieron presentes para expresar sus puntos de vista.

“El incidente en nuestra granja en Cypress Island durante el verano de 2016 fue ciertamente lamentable, y estamos haciendo todo lo que podemos como compañía para asumir la responsabilidad”, dijo el jefe de relaciones públicas de Cooke, Joel Richardson.

“Reconocemos que el escape de peces provocó temores e inquietudes comprensibles sobre el impacto del salmón Atlántico en la salud de las poblaciones nativas de peces, pero estamos instando a los legisladores a reconocer que estos temores no están confirmados por la historia o la ciencia disponible”.

Joel Richardson, jefe de relaciones públicas de Cooke Aquaculture Pacific. Foto: FFE.

Joel Richardson, jefe de relaciones públicas de Cooke Aquaculture Pacific. Foto: FFE.

Estómagos vacíos

Richardson explicó que todos los peces recuperados del incidente tenían estómagos vacíos, ya que no habían desarrollado el instinto de alimentarse por sí solos y competir con las poblaciones nativas por comida. Además, no eran sexualmente maduros por lo que no podían reproducirse en la naturaleza.

La compañía señaló que más de ocho millones de salmón Atlántico han sido liberados intencionalmente por agencias gubernamentales en Canadá y Estados Unidos durante el siglo pasado para tratar de establecer al salmón Atlántico en la costa oeste, y todos esos esfuerzos han fallado.

“Apresurarse para prohibir una operación comercial legal que proporciona una fuente sustentable y asequible de proteína cultivada localmente, que representa decenas de millones de dólares de inversión en el estado y que proporciona buenos empleos remunerados a nivel familiar en la zona rural de Puget Sound durante más de 30 años, es una respuesta draconiana y un error muy desafortunado “, argumentó Richardson.

Inversión

“Esperamos que, en lo que respecta al cultivo de salmón, la Legislatura otorgará la misma importancia al basar sus decisiones políticas en una ciencia sólida como lo ha hecho en cuestiones relacionadas con el cambio climático y la acidificación de los océanos”.

Richardson comentó que el proyecto de ley de Ranker efectivamente terminaría con la posibilidad de Cooke de continuar sus operaciones existentes, que actualmente emplean directamente a más de 80 personas y apoyan a otros 100 trabajadores en operaciones de barcos y plantas de proceso, representando una inversión valorada en más de US$ 70 millones en la economía de Washington, y con planes para inversiones adicionales de varios millones de dólares.

Lea también: “Ordenan cerrar centro de cultivo de Cooke Aquaculture Pacific”.

El proyecto de ley de Ranker no es el único problema que enfrenta Cooke en Washington. La semana pasada, la empresa con sede en Canadá lanzó una impugnación legal contra una decisión de la Comisionado de Tierras Públicas de Washington, Hilary Franz, para rescindir el contrato de arriendo en su instalación de Port Angeles.

Y el mes pasado, Cooke recibió una multa de US$ 8 mil por parte del Departamento de Ecología de Washington por contaminar repetidamente el agua en su instalación de cultivo ubicada en Rich Passage.

Lea la nota completa en Fish Farming Expert.

Publicado el 11/01/2018 a las 7:01 am

Noticias Relacionadas