El proyecto de tres años estudiará el impacto béntico de la salmonicultura en sitios de alta energía. Fuente: SAIC.

Estudio puede abrir la puerta a más y mayores centros de cultivo

Escocia: En Orkney, con la cofinanciación del Centro Escocés de Innovación Acuícola (SAIC), se está llevando a cabo un proyecto de colaboración para mejorar la comprensión de los efectos de la salmonicultura en los fondos marinos en aguas de alta energía.

El proyecto de tres años, que prevé la colaboración de Cooke Aquaculture Scotland con investigadores de la Asociación Escocesa de Ciencias Marinas (SAMS) y de la Dalhousie University en Nueva Escocia, Canadá, informará sobre el monitoreo ambiental y el manejo de sitios más expuestos a lo largo de la costa oeste de Escocia y las islas del norte y, potencialmente, otros sitios.

Actualmente, el regulador de la industria, la Agencia Escocesa para la Protección del Medio Ambiente (SEPA), controla los impactos bentónicos de la salmonicultura (el impacto en el lecho marino que producen los desechos del pez o el pellet no consumido) utilizando el modelo DEPOMOD desarrollado por SAMS, basado, en gran medida, en datos recolectados de los lagos de mar protegidos por la costa.

Los residuos se dispersan más ampliamente

Heather Jones, directora ejecutiva de SAIC. Fuente: SAIC.

Heather Jones, directora ejecutiva de SAIC. Fuente: SAIC.

Sin embargo, en lugares más expuestos como los que se encuentran en las costas de Orkney y Shetland, donde este mismo material de desecho se dispersa más ampliamente por fuertes mareas y donde el fondo marino es más duro y más rocoso, los impactos bentónicos pueden diferir significativamente de los reflejados en la modelo actual.

Chris Webb, gerente de medio ambiente y desarrollo de Cooke Aquaculture, dijo: “Este déficit de conocimiento sobre los sitios dispersivos está obstaculizando tanto la regulación como la producción. Con mejores datos sobre la huella bentónica en estos sitios, los productores de salmón como Cooke pueden mejorar el monitoreo y cumplimiento de la normativa ambiental, y potencialmente, aumentar su producción, tanto en sitios donde ya cultivan, como en nuevos sitios “.

Desbloqueando capacidad para la acuicultura

El equipo de investigación, liderado por SAMS, tomará muestras y analizará datos de hasta tres sitios dispersivos alrededor de Orkney a lo largo de un ciclo de producción completo. Estos datos informarán sobre la evolución del modelo NewDEPOMOD y su utilización en el Reglamento de Zona Deposicional (DZR) propuesto por la SEPA.

El Profesor Jon Grant es referencia en Investigación Industrial de Acuicultura Sostenible del NSERC-Cooke en la Universidad de Dalhousie, y un experto en estudios de resuspensión. Trabaja estrechamente con Cooke en asuntos ambientales, y entre su equipo y el equipo SAMS, el proyecto reúne algunos de los expertos más conocidos en acuicultura y ecología bentónica de todo el mundo.

Mejor regulación

La directora ejecutiva de SAIC, Heather Jones expuso que “con un mayor conocimiento surge una mejor regulación y una mejor acuicultura, y eso es de lo que trata este proyecto. Una de las prioridades de SAIC es liberar capacidad adicional para el desarrollo de la acuicultura, y este proyecto podría hacer exactamente eso, proporcionando a la industria y los reguladores, tanto el conocimiento para manejar y cultivar en el mar de manera cada vez mas sustentable.

Este es el 15º proyecto financiado por SAIC y tiene un valor total de £231.907. Los socios industriales aportan £ 107.917 (47%); SAIC £90.460 (39%); y los socios académicos £33.524 (14%).

Publicado el 06/10/2017 a las 6:59 am

Noticias Relacionadas