Para los senadores, Chile tiene una institucionalidad y normativa dispersa, no completa en materias asociadas a la resistencia antimicrobiana. Ilustración: Salmonexpert.
Para los senadores, Chile tiene una institucionalidad y normativa dispersa, no completa en materias asociadas a la resistencia antimicrobiana. Ilustración: Salmonexpert.

En Chile: Presentan normas contra la resistencia antimicrobiana

Chile: El proyecto plantea que es necesaria la regulación de la producción, transporte y distribución de los antibióticos para uso en animales como los salmónidos y en seres humanos.

Publicado

Un grupo senadores liderado por Guido Girardi, Carolina Goic, Francisco Chahuán y Rabindranth Quinteros presentaron una moción que establece normas contra la Resistencia Antimicrobiana (RAM), que en primer trámite deberá ser evaluada por los mismos legisladores al interior de la Comisión de Salud de la Cámara Alta.

Este es un de los temas que ha generado debate en la industria chilena del salmón, respecto a los distintos factores que contribuirían a la generación y traspaso de bacterias y genes de resistencia desde este sector hacia el ser humano y el medio ambiente.

La moción explica que “este fenómeno representa un desafío de magnitudes, ya que la causa principal de su aceleración es precisamente el uso abusivo de medicinas en humanos y animales. Situación que se ha dado en todo el mundo, generando un riesgo clínico a nivel individual y poblacional, epidemiológico y microbiológico insospechado si no se controla a tiempo”.

“Los microorganismos resistentes a los antimicrobianos se pueden desarrollar y propagar, entre los animales criados para la producción de alimentos -como los salmones- y entre los seres humanos, ya sea por exposición directa o a través del medio ambiente y la cadena alimentaria, siendo esta última, probablemente, la principal vía de difusión”, precisa la iniciativa.

En el caso de Chile, los congresistas reconocen que “ante la alerta emanada por la OMS en mayo de 2014 para el estudio y control de la RAM, del cual emanó el Plan de Acción Mundial, el Ministerio de Salud desarrolló su Plan Nacional Contra la Resistencia a los Antimicrobianos el cual fue publicado en el año 2017”.

No obstante, los senadores admiten que “de manera sectorial, Chile tiene una institucionalidad y normativa dispersa, no completa en materias asociadas a la resistencia antimicrobiana, además de haber una dispersión de órganos con competencias aisladas”.

El texto propuesto plantea que el Estado reconoce que la resistencia antimicrobiana es un riesgo para la seguridad de la población, que las infecciones por microorganismos resistentes son un peligro latente, y que es necesaria la regulación de la producción, transporte y distribución de los antimicrobianos para uso en animales como los salmónidos y en seres humanos, conforme a los principios preventivo, precautorio y de desarrollo sustentable.

Asimismo, “el Estado velará por la implementación oportuna de políticas destinadas a evitar el aumento de la resistencia antimicrobiana y fomentar tratamientos, planes y programas que propendan a reducir la transmisión de microorganismos resistentes en los hogares, las cadenas alimentarias, los suministros de agua y las rutas de comercio internacional”, indica la iniciativa.

A su vez, la moción especifica una serie de medidas para prevenir la resistencia a los antimicrobianos en tratamientos veterinarios, en industrias como la salmonicultora.