Entre 50 y 120 nuevos empleos significaría el proyecto de Badinotti, además de una solución al traslado de redes sucias a otras regiones. Foto cedida.
Entre 50 y 120 nuevos empleos significaría el proyecto de Badinotti, además de una solución al traslado de redes sucias a otras regiones. Foto cedida.

Los ambiciosos planes para Magallanes del nuevo taller de redes salmonicultoras

Chile: Con una inversión de 6 millones de dólares, Badinotti se prepara para desembarcar en esta región, y responder a todos los requerimientos de contención de la industria que opera en la zona.

Publicado

La empresa especializada en entregar soluciones para la contención de peces en los centros de cultivo, Badinotti, puso sus ojos en Magallanes.

La Comisión Regional de Evaluación Ambiental ya dio su visto bueno y aprobó el proyecto presentado por Badinotti para la construcción de un taller de redes que, de acuerdo a lo informado desde esa compañía, tendrá la capacidad para abastecer todo el requerimiento de los clientes en Magallanes evitando de esa forma el traslado de redes sucias a otras regiones del país, con el consiguiente riesgo sanitario. 

El CEO de Badinotti, Christian Torres, informó a Salmonexpert que “actualmente estamos en una etapa de contactar a los clientes de la zona a objeto de cerrar contratos de largo plazo que le entreguen viabilidad económica al proyecto. De concretarse estos acuerdos, la construcción comenzaría a la brevedad y en etapas. Esto último es particularmente necesario debido al proceso de formación de trabajadores para este rubro que es muy incipiente en esta zona”.

Además agregó que “nuestra empresa cuenta con cuatro pilares estratégicos dónde la sustentabilidad es uno de ellos, en este punto buscamos desarrollar productos y servicios que ayuden a nuestros clientes a mitigar riesgos ambientales y disminuir su huella de carbono. Es así como está inversión cumplirá estrictamente la normativa ambiental, se certificará bajo la norma ISO 14.001 y evitará el largo traslado de redes sucias desde Magallanes a otras regiones”. 

Badinotti planifica construir en el sector de Cabo Negro, un área de desarrollo industrial ubicada 28 kilómetros al norte de Punta Arenas. El proyecto considera la instalación de una planta de tratamiento de Riles de última generación para hacerse cargo de las aguas residuales generadas durante el proceso.

La apuesta de Badinotti es que el taller se transforme, además, en la base operacional para la prestación de otros servicios de contención en la zona, como la mantención de estructuras metálicas en los centros de cultivo de salmones, lavado in situ con robots y trabajos de fondeo e ingeniería.

 “Estamos seguros de que la eventual llegada de nuestra empresa a Magallanes permitirá a nuestros clientes contar con operaciones locales y cercanas que les presten un servicio realmente diferenciado y ajustado a sus necesidades más específicas. Hemos desarrollado un nuevo modelo de negocios llamado Badinotti 360 dónde buscamos integrar nuestros productos y servicios con un foco importante en el trabajo conjunto con los clientes a objeto de lograr estructuras más seguras y confiables para la contención de peces”, explicó el CEO de Badinotti.

En la compañía estiman que este nuevo proyecto aportará con la creación de entre 50 y 120 puestos de trabajo en Magallanes. La construcción, si todo va de acuerdo con los planes y a la viabilidad financiera del proyecto, comenzaría a fines de este año para iniciar las operaciones en el segundo semestre de 2023.