“Es conmovedor ver que varios de nuestros clientes han trazado la misma línea que BioMar
“Es conmovedor ver que varios de nuestros clientes han trazado la misma línea que BioMar", comenta el presidente ejecutivo, Carlos Díaz. Foto BioMar.

BioMar critica a su competencia por mantener comercio con Rusia

Dinamarca: “Todavía es sorprendente y decepcionante ver que algunos de nuestros principales competidores globales continúan comerciando con Rusia”, afirmó el director ejecutivo de BioMar, Carlos Díaz. 

Publicado

El fabricante de alimentos para salmón BioMar ha criticado a su competencia por su continuo comercio con Rusia tras la invasión de Ucrania por parte de ese país.

BioMar anunció mayores volúmenes de ventas, ingresos y ganancias operativas para el segundo trimestre de 2022, y elevó sus ganancias para el año, pero dijo que aún enfrentaba desafíos por los precios de las materias primas, los costos de energía y el impacto de suspender el comercio con Rusia.

“Me enorgullece anunciar que se confirma la fuerte tendencia de crecimiento en los volúmenes de ventas. Los costos de producción continúan siendo un desafío, pero junto con nuestros clientes hemos podido encontrar soluciones comercialmente viables, salvaguardando la fortaleza de la cadena de valor”, indicó el presidente ejecutivo Carlos Díaz en un comunicado de prensa.

EBIT aumentó un 26%

BioMar informó que los volúmenes de ventas aumentaron un 9% a 352 mil toneladas y los ingresos aumentaron un 45% a DKK (coronas danesas) 4.048 millones (US$553 millones) en comparación con el segundo trimestre de 2021. El beneficio operativo (EBIT) aumentó un 24% a DKK 261 millones (US$35,6 millones) en comparación con el mismo período del año pasado .

Pero la compañía danesa admitió que las ganancias siguen viéndose afectadas por el fuerte aumento de los precios de las materias primas, la logística y la energía, así como por el costo de reemplazar las materias primas provenientes de Rusia y Bielorrusia.

“Es conmovedor ver que varios de nuestros clientes han trazado la misma línea que BioMar, a pesar del impacto comercial a corto plazo”, expresó Díaz.

“BioMar es una empresa impulsada por un propósito y para mí, la ética empresarial y nuestra capacidad para proteger las marcas de nuestros clientes siempre deben ser lo primero. Todavía es sorprendente y decepcionante ver que algunos de nuestros principales competidores globales continúan comerciando con Rusia, tanto vendiendo alimentos como comprando materias primas, de alguna manera aprovechándose de la situación. Todavía creemos firmemente que tomamos la decisión correcta a pesar de los efectos financieros”, argumentó el ejecutivo.

Mejores perspectivas

La compañía detalló que, en base a la sólida actividad comercial en el segundo trimestre y las mejores perspectivas para el resto del año, ahora aumentó su guía de ganancias para 2022 en DKK55 millones (US$7,5 millones) a EBITDA en el rango de DKK 910-960 millones (sobre US$131 millones) después del reconocimiento de provisiones existentes, por pérdidas en activos relacionados con Rusia.

BioMar detuvo todas las actividades comerciales con Rusia a principios de marzo tras la invasión de Ucrania, y el productor de propiedad holandesa Skretting hizo lo mismo en junio. El gigante estadounidense de alimentos para animales Cargill sigue siendo la única empresa importante de alimentos acuícolas que continúa comerciando con Rusia.

Fuente de ingredientes críticos

En un comunicado del 30 de marzo, Cargill apuntó que estaba reduciendo las actividades comerciales en Rusia para operar sólo instalaciones esenciales de alimentos y que había detenido la inversión.

“Esta región juega un papel importante en nuestro sistema alimentario mundial y es una fuente crítica de ingredientes clave en productos básicos como pan, fórmula infantil y cereales. La comida es un derecho humano básico y nunca debe usarse como arma”, sostuvo la compañía, que agregó que se había comprometido a contribuir con las ganancias de estas actividades esenciales a la ayuda humanitaria.