Saltar al contenido principal

Asenav revela innovador proyecto para operar wellboat con hidrógeno verde

Germán Schacht, gerente de Desarrollo y Negocios en Asenav. Foto: Asenav.
Germán Schacht, gerente de Desarrollo y Negocios en Asenav. Foto: Asenav.

Chile: Durante el próximo año, el wellboat Patagón X abastecerá su sistema para el manejo de salmones con energía en base a hidrógeno verde, y a futuro podría usarlo para su propulsión.  

Un positivo ritmo de crecimiento experimenta el astillero chileno Asenav, donde Germán Schacht, gerente de Desarrollo de Negocios en la empresa, afirma a Salmonexpert que la industria local del salmón está apuntando a wellboats de mayor tecnología para su correcta operación. 

“Está aumentando moderadamente el cultivo de salmones, donde Chile es el segundo país a nivel mundial en la producción, y en que las distancias entre los centros de producción y las plantas de proceso son muy importantes, en promedio de 150 millas náuticas, pero que en ocasiones pueden implicar viajes de más de 500 millas náuticas entre Magallanes y Puerto Montt, siendo importante que los peces lleguen en buen estado para su faenamiento”, sostiene el ejecutivo. 

De este modo, Schacht manifiesta que la industria de wellboats seguirá expandiéndose, por la gran necesidad de renovación de naves y con nuevas regulaciones salmonicultoras que buscan una mayor sustentabilidad. “En el corto plazo, las tendencias en wellboats serán sí o sí naves híbridas en base a bancos de batería y propulsión eléctrica, bajando en gran medida la emisión de gases efecto invernadero incorporando energía para la propulsión en base a combustibles carbono neutrales, como el amoniaco o el etanol verdes, o cero emisiones como el hidrógeno verde, donde Chile tiene proyectos muy interesantes para su desarrollo, sobre todo en la región de Magallanes, por las condiciones climáticas idóneas que le permiten operar con plantas que incluso exporten estos combustibles”.

Como astillero, de hecho, da a conocer el gerente de Desarrollo de Negocios en Asenav, “nos estamos tratando de adelantar en los tiempos y mediante una cooperación con Patagonia Wellboat, efectuaremos un proyecto piloto en el wellboat Patagón X, con el fin de lograr abastecer el sistema de manejo de salmones de energía cero emisiones en base a hidrógeno verde -a futuro podría extenderse el uso de combustibles carbono neutrales a la propulsión-, pues creemos que la tendencia de la industria es hacia la mayor sustentabilidad”.

Diseño del futuro wellboat Patagón XI de Patagonia Wellboat. Imagen: Asenav.
Diseño del futuro wellboat Patagón XI de Patagonia Wellboat. Imagen: Asenav.

Actualmente, se está desarrollando la ingeniería para implementar este proyecto piloto durante el próximo año. “Por ahora, nos falta que se concreten los planes de producción de hidrógeno verde a costos competitivos que el Estado impulsa para contar con el acceso a este, mediante la infraestructura debida”, admite el ejecutivo. 

La semana pasada, en tanto, marcó un hito para Asenav: se materializó la botadura de Patagón X, wellboat que se entregará a Patagonia Wellboat en agosto próximo, donde esta embarcación cuenta con 69,5 metros de eslora, 15 metros de manga, 6,6 metros desde puntal a cubierta principal, 5,7 metros en calado de diseño y capacidad de bodegas de 2.000 m3.

“Inmediatamente después, firmamos contrato de construcción para el wellboat más grande que se ha construido tanto en Chile como en Sudamérica y Norteamérica, con una capacidad de 3.000 m3 -y 79,8 metros de eslora, 17,2 metros de manga, calado de diseño máximo sobre línea base de 6,15 metros-, el Patagón XI, siendo una tremenda noticia”, señala Schacht.

Construcción inédita de remolcador

Gracias a la reactivación económica, celebra Germán Schacht, “por primera vez en la historia, como astillero tomamos la decisión de construir un remolcador en modo “Speculative vessel”, es decir, disponible para su venta, con diseño 100% Asenav, que es de 25 metros de eslora y 70 toneladas de bollard pull, siendo este un estándar muy utilizado hoy en gran parte de los puertos del mundo. Estará listo en 10 meses más y la idea es resolver las urgentes necesidades de los armadores”.

Asimismo, recientemente, Asenav efectuó la entrega oficial al armador de la nave especial Owurkan que será operada por Salmoclinic, “en el plazo establecido por contrato pese a la pandemia, siendo un gran esfuerzo que requirió coordinación de todo nuestro personal. Sólo se está esperando la llegada del sistema de tratamiento para peces, que viene desde Noruega con retraso por la situación Covid-19, y arribaría en septiembre próximo”, expone el gerente de Desarrollo y Negocios del astillero. 

La nave especial Owurkan -primera a nivel mundial diseñada específicamente para el tratamiento de enfermedades de peces de cultivo, como el Caligus y la Amebiasis-, pasó todas las pruebas de mar, la inscripción de matrícula respectiva en Directemar, así que, tras una marcha blanca, comenzará a operar a fines de este año.

“Logra una alta efectividad en el tratamiento contra el Caligus, con un sistema de tratamiento continuo con agua dulce, de bajo estrés para los salmónidos y sin impacto ambiental. Posee dos motores de 470 Kw diésel-eléctrico cada uno, 62,2 metros de eslora, 15,8 metros de manga y 3,6 metros de calado, además de habitabilidad para 10 personas que son personal de la nave y otros 12 espacios para técnicos, veterinarios y supervisores”, detalla Schacht.

Nuevo wellboat Patagón X de Patagonia Wellboat. Foto: Asenav.
Nuevo wellboat Patagón X de Patagonia Wellboat. Foto: Asenav.
Nueva nave especial Owurkan de Salmoclinic. Foto: Asenav.
Nueva nave especial Owurkan de Salmoclinic. Foto: Asenav.
Lea también: