Skip to main content
Fomentar la sustentabilidad de actividades agrícolas es uno de los objetivos de las políticas impulsadas por la empresa. Foto: Pixabay.
Fomentar la sustentabilidad de actividades agrícolas es uno de los objetivos de las políticas impulsadas por la empresa. Foto: Pixabay.

Chile: Con la adopción de estas nuevas medidas, la compañía avanza en su compromiso medioambiental y de promoción del desarrollo agrícola rural.

Cargill ha tomado importantes medidas para avanzar en su compromiso de proteger los bosques y promover el desarrollo agrícola rural en todas sus cadenas de suministro, con el lanzamiento de la Política de Soja Sostenible para América del Sur, el Compromiso con los Derechos Humanos y la actualización de su Política Forestal, según indicaron a través de comunicado de prensa.

“La agricultura y los bosques pueden-y deben-coexistir”, dijo Dave MacLennan, presidente y director ejecutivo de Cargill. “El mundo depende de la agricultura para alimentar a una población creciente, pero también de la viabilidad a largo plazo de nuestros recursos naturales. Ser líder del enfoque sectorial de transformación significa que podemos innovar, desafiar lo que es posible y garantizar que las personas y el planeta tengan lo que necesitan para generaciones futuras”.

Con la publicación de estas tres políticas, Cargill ha delineado un enfoque completo de cadenas de suministro totalmente sostenibles de soja, cocoa y palma. Las políticas fueron diseñadas para, entre otras: lograr cadenas de suministro libres de deforestación que protejan a la vegetación nativa más allá de los bosques; promover la producción responsable que beneficie a agricultores y comunidades aledañas; respetar y defender los derechos de los trabajadores, pueblos indígenas y comunidades.

Las políticas refuerzan la intención de Cargill de realizar los cambios necesarios para lograr una cadena de suministro libre de deforestación. Sin embargo, ninguna empresa puede lograr la deforestación cero por sí misma. Cargill ha unido fuerzas con socios de la industria, proveedores directos e indirectos, clientes, gobiernos y grupos de agricultores, debido a que las prácticas de deforestación y conversión de tierras están impulsadas por complejas fuerzas económicas que abarcan todo el mundo.

“Poner fin a la deforestación requiere un equilibrio entre las prioridades ambientales, económicas y sociales”, dijo Ruth Kimmelshue, vicepresidente senior de Operaciones Comerciales y Cadena de Suministro de Cargill. “Estamos comprometidos con reunir a las partes interesadas críticas necesarias para lograr nuestro objetivo compartido: cadenas de suministro libres de deforestación en todo el mundo”.

Cristián Vera, gerente de compras/purchasing director de Cargill en Chile, valoró estas Políticas, especialmente las referidas a la soya, destacando el trabajo que Cargill Chile ha estado desarrollando con WWF  con el propósito de certificar las materias primas del alimento para peces bajo los estándares ASC (Aquaculture Stewardship Council) en desarrollo.