Saltar al contenido principal

Chile y Perú se unen para enfrentar enfermedades de peces con antibiótico natural

Los científicos participantes del proyecto chileno-peruano. Foto: Ceaza.
Los científicos participantes del proyecto chileno-peruano. Foto: Ceaza.

Chile: Los péptidos, caracterizados por los especialistas chilenos, serán probados contra el banco de bacterias relativas a peces que mantienen los investigadores en Perú.

Científicos de la Universidad Autónoma (UA) y del Centro Científico Ceaza de Chile, junto a sus colegas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (NMSM) de Perú, realizan un esfuerzo conjunto en el tratamiento de enfermedades bacterianas, principalmente en la producción de truchas, además de la potencial industria de cojinova en el Norte Chico.

De acuerdo con lo informado por el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (Ceaza), el trabajo implica la inoculación de moléculas de una proteína (péptidos) que se encuentra en los mismos peces de estudio, para desarrollar finalmente un antibiótico natural.

“Los péptidos derivan de una proteína que está presente en la trucha la cual es un comunicador celular (citoquina). Lo interesante de esto es que trabajamos con moléculas que son sintetizadas y que no presentan modificaciones químicas distintas a la molécula nativa que esta presente en el pez”, plantea la Dra. Paula Santana del Instituto de Ciencias Químicas Aplicadas de la UA y directora del proyecto Redes Chile-Perú.

La Dra. Nieves Sandoval de la Facultad de Medicina Veterinaria de la UNMSM, responsable del proyecto Redes en Perú, explica que los mismos problemas del tipo bacteriano que se han presentado en peces en Chile se comienzan a vivir en Perú.

“Nosotros somos una industria más joven. Sin embargo, debido al incremento de la producción ya tenemos problemas sanitarios, morbilidad y mortalidades, principalmente generadas por bacterias (Yersinia ruckeri, Aeromonas salmonicida, Aeromonas hydrophila y Flavobacterium psychrophilum). Las mismas que ya han generado dificultades en la industria piscícola chilena”, asegura la científica.

Efectividad 

Los péptidos, caracterizados por los especialistas chilenos, serán probados contra el banco de bacterias que mantienen los investigadores en Perú. El procedimiento implica reactivar las bacterias que provienen de brotes de enfermedades en centros de cultivo acuícolas.

“Acá en Chile nosotros hemos estado probando el efecto de los péptidos en bacterias que no tienen la patogenicidad del banco de Perú. Entonces, se probará si el péptido es capaz de tener un acción frente a esas bacteria con distinta patogenicidad, fuera del organismo. Si esto funciona, la segunda parte de nuestro trabajo será inocular el péptido en el pez enfermo y ver si es capaz de protegerlo”, manifiesta la Dra. Santana.

Los científicos ya saben que la molécula se difunde en los tejidos del organismo, es decir, que puede ser efectivo en caso de una infección generalizada de la bacteria en todo el cuerpo del pez (septicemia). Si el péptido resulta ser eficaz en peces en Perú, también se probará la dosificación necesaria que requerirán los animales.

“Por ejemplo, a través de los recientes trabajos colaborativos, nosotros hemos logrado determinar los tiempos en que este nuevo compuesto antimicrobiano es metabolizado en el pez hasta su eliminación. Así podremos evaluar las dosis y los modos de aplicación más adecuados para su uso en acuicultura de peces”, agrega el Dr. Álvarez.

“Teóricamente, esperamos que el péptido muestre su actividad antimicrobiana, por lo que debieran morir menos peces o no morir. El trabajo ya será un éxito si la mortalidad disminuye”, afirma la Dra. Sandoval.

Lea también: