Skip to main content

EE.UU. abre investigación penal por eventual colusión de salmonicultoras

El Departamento de Justicia de EE. UU. ha comenzado una investigación penal sobre la supuesta fijación de precios en el mercado del salmón.
El Departamento de Justicia de EE. UU. ha comenzado una investigación penal sobre la supuesta fijación de precios en el mercado del salmón.

Estados Unidos: Tanto Mowi como SalMar y Grieg Seafood, afirmaron que las demandas en su contra por posible fijación ilícita de precios no tendrían fundamento alguno. 

Mowi y SalMar, negaron haber cometido colusión después de haber recibido citaciones del Departamento de Justicia de EE.UU. en relación con una investigación penal sobre una eventual fijación de precios.

Grieg Seafood dijo, por su parte, que dos filiales con sede en EE.UU. de su empresa de marketing Ocean Quality también habían recibido una citación de la División Antimonopolios de la entidad fiscalizadora, por la misma razón.

Las instalaciones de Mowi, SalMar y Grieg Seafood en Escocia fueron objeto de inspecciones sin previo aviso por parte de los fiscalizadores de la Comisión Europea (CE) el 19 de febrero de este año. 

Los funcionarios estaban explorando posibles comportamientos anticompetitivos en la industria del salmón. Las reclamaciones de fijación de precios también han llevado a demandas colectivas en EE.UU.

“Sin fundamento”

En un anuncio de mercado anoche, Mowi admitió que había sido informado de que recibiría una citación de la División Antimonopolio del Departamento de Justicia de EE.UU., que estaba abriendo una investigación penal sobre las acusaciones.

“Mowi considera que no hay bases para la inspección de la CE y que las quejas de la demanda colectiva claramente carecen de fundamento. Esto se aplica igualmente a cualquier investigación penal en EE.UU.", afirmó la salmonicultora.  

“Mowi cooperará plenamente con el Departamento de Justicia y proporcionará, según lo solicitado, toda la información relacionada con nuestras filiales en EE.UU.”, aseguró la empresa "No hay nuevos antecedentes sobre el manejo de casos de la CE".

La respuesta de SalMar fue casi idéntica. Indicó que “consideramos que no hay bases para la inspección de la CE y que las demandas de acción de clase claramente carecen de fundamento. Esto se aplica igualmente a cualquier investigación penal en EE.UU.". La compañía también prometió una cooperación total con la División Antimonopolios del Departamento de Justicia de ese país.

Grieg Seafood indicó que se le había informado que las dos subsidiarias con sede en EE.UU. de Ocean Quality AS, Ocean Quality USA, Inc y Ocean Quality Premium Brands, han recibido una citación del Departamento de Justicia.

La salmonicultora señaló que “Grieg Seafood y Ocean Quality AS no conocen ningún tipo de prácticas que respalden las acusaciones u otras acciones que socaven la competencia en la UE o EE. UU.”. 

"Grieg Seafood y Ocean Quality AS cooperarán plenamente con el Departamento de Justicia y proporcionarán, según lo solicitado, toda la información relacionada con las filiales de EE.UU.", manifestó la empresa.

Salmón noruego

Aunque las inspecciones de febrero pasado tuvieron lugar en Escocia, se creía que los objetivos reales de la CE estaban en Noruega. Se enviaron cartas a algunas salmonicultoras de ese país para notificarles que habría indagatorias ese mes.

Las cartas decían que la CE había recibido información "alegando que algunos productores noruegos de salmón Atlántico" habían participado en "acuerdos anticompetitivos".

Noruega no se encuentra como Estado miembro de la UE y, como país del EEE (Espacio Económico Europeo), no está bajo la misma jurisdicción de la UE que el Reino Unido. Por lo tanto, los investigadores tuvieron que utilizar Escocia como puerta de entrada a los casos de las compañías. 

Lea también: