Saltar al contenido principal

El plan para sustituir diésel de la salmonicultura chilena en mar y tierra

Chile: Gasco ya ha entregado cinco generadores de electricidad en base a gas licuado, para centros de salmón en mar, y también crecerá abasteciendo con energías limpias a operaciones en tierra.

La sustentabilidad es un objetivo cada vez más importante en la salmonicultura chilena. Es por eso que Gasco trabaja en un aspecto crucial para la industria: un plan para sustituir el diésel que se usa en las fases de mar y tierra para la generación eléctrica.

En entrevista con Salmonexpert, Claudio Córdova, gerente de Desarrollo Transporte en Gasco, dice que actualmente, cuatro de sus innovadores sistemas para generar gas licuado operan en centros de Salmones Aysén y uno con Salmones de Chile, con la mira en seguir creciendo en el sector local. 

¿Cómo operan los sistemas eléctricos con gas licuado para la acuicultura de Gasco?
 Gasco ofrece sustituir el diésel utilizado para la generación eléctrica de los centros de cultivo por una solución energética en base a gas licuado, solución que es muy competitiva en términos de costos, que genera menores emisiones locales y de CO2, más segura al eliminar riesgos de derrames y contaminación del medio marino y peces.

Esta solución integra un set de generadores en distintas configuraciones alcanzando una potencia total de hasta 500 kVA, según sean los requerimientos de nuestros clientes. Estos generadores se alimentan de una planta de almacenamiento de gas licuado y cuenta además con un surtidor de gas licuado para poder reabastecer los motores fuera de borda de lanchas, todos estos equipos y sistemas instalados sobre una plataforma tipo catamarán.

Esta solución energética cuenta con sistemas automáticos de despacho de energía según la demanda del pontón y que se monitorea desde una central en línea, permitiendo realizar un uso eficientemente la energía.

Gerente de Desarrollo Transporte en Gasco, Claudio Córdova. Foto: Gasco.
Gerente de Desarrollo Transporte en Gasco, Claudio Córdova. Foto: Gasco.

¿Cuál es su plan de crecimiento en centros de salmón en mar de la salmonicultura nacional?
 Ya existe una red de cinco centros de cultivo ubicados en las regiones de Los Lagos (4) y Aysén (1) que cuentan con estas soluciones implementadas. Nuestro plan es poder abastecer en forma eficiente y segura a todos los centros de cultivo marinos ubicados entre Los Lagos y Magallanes, pues contamos con infraestructura de abastecimiento de distribución en esas regiones y estamos desarrollando nuevas soluciones de logística marina para poder llegar a todos los centros de cultivo de salmónidos.

¿Por qué es más seguro y sustentable su sistema, en comparación al diésel?
 Hemos analizado el consumo energético del proceso de producción del salmón, y evidenciamos que un alto porcentaje del consumo energético total radica en los procesos de mar, con el diésel como combustible primario. Diseñamos e implementamos tecnologías marinas para una generación más eficiente en base a gas licuado que proveen de una solución competitiva, óptima y sustentable, pensado en apoyar la sostenibilidad de la industria. Nuestro sistema de gas licuado permite reducir las emisiones locales y globales de MP, CO2 y SOx, así como también permite realizar una operación más segura.

En su composición, el gas licuado es un combustible menos intenso en carbono que el diésel, y que permite realizar una combustión más limpia. Se estima una reducción de un 20% de CO2 al utilizar gas licuado versus diésel, además, es un combustible de base que puede complementar otras soluciones renovables, pero intermitentes como la energía solar o eólica, disminuyendo aún más la huella de carbono. Por lo tanto, es una alternativa tecnológica que Gasco pone a disposición para sus clientes de manera de aportar en sus políticas de reducción de impacto climático y carbono neutralidad.

El uso de gas licuado para generación es una solución segura tanto en su logística de abastecimiento como en su utilización en procesos: su transporte y trasvasije los realiza Gasco en tanques presurizados, eliminando riesgos de manipulación”.

Claudio Córdova.

Mediante estudios recientemente realizados con la Universidad Austral de Chile, se ha podido demostrar que los efectos de un eventual derrame de gas licuado al medio marino son significativamente de menor impacto si se comparan con un derrame de diésel, y debido a un menor tiempo de residencia, disminuye notablemente riesgos de toxicidad y bioacumulación en especies.

¿Se puede sustituir todo el diésel que utiliza la industria salmonicultora chilena?
Creemos que sí es posible sustituir todo el diésel en los procesos productivos en tierra y en mar. En tierra, el uso de las energías renovables en complementariedad con el gas, permiten realizar una operación continúa y con menor impacto ambiental local y global. En el mar, si bien es cierto que llevar nuevas tecnologías al mar puede sonar un poco más complejo, existen tecnologías de menor impacto y riesgo ambiental que el diésel que permiten energizar en forma eficiente centros de cultivo a través de plataformas o pontones, embarcaciones mayores y menores de apoyo a los proceso que pueden utilizar gas licuado como combustible.

Además de centros en mar, ¿están evaluando llevar su sistema a otras áreas de la salmonicultura?
Nuestra oferta actual incluye también soluciones de abastecimiento de energía eléctrica y térmica para pisciculturas y bases de operación en tierra. Suministramos gas licuado a motores fuera a través de surtidoras tanto en tierra como en plataformas marinas.

Lea también: