Skip to main content

En Chile: Usarán bacterias para recuperar fondos marinos del salmón

Tratamiento exitoso con bacterias en Golfe Juan, en las cercanías de Cannes, Francia. Foto: Bioaltus.
Tratamiento exitoso con bacterias en Golfe Juan, en las cercanías de Cannes, Francia. Foto: Bioaltus.

Chile: La tecnología de la empresa Bioaltus busca disminuir en hasta 60% la materia orgánica bajo los centros de cultivo, imitando a la naturaleza al usar bacterias para la biodegradación de lodos.

Un amplio debate se ha generado a partir de la presentación del proyecto de ley de remoción de sedimentos de los fondos marinos bajo las concesiones de acuicultura, el cual se está tramitando en el Senado, sobre si es factible implementar la medida y las posibles consecuencias ambientales, sanitarias y de bloom de algas que significaría la resuspensión de partículas.

En este proceso, los salmonicultores que operan en Chile han buscado nuevas tecnologías para resolver este problema y una de ellas es la de Bioaltus. En entrevista con Salmonexpert, el socio de la empresa, Nicolás Uriarte, cuenta que “recuperamos los fondos a través de la biorremediación, que consiste en ocupar bacterias para poder biodegradar el exceso de lodos orgánicos acumulados bajo las concesiones. Buscamos imitar a la naturaleza ya que todos los procesos de biodegradación necesitan de bacterias y otros microorganismos para llevarse a cabo”.

En los fondos marinos, de acuerdo con el ejecutivo, sucede que los microorganismos presentes no son capaces de consumir la materia orgánica en el corto o mediano plazo, entonces, “nosotros agregamos una cierta cantidad de bacterias para lograr consumir una gran cantidad de materia orgánica en un corto período de tiempo”.

Considerando la efectividad del sistema, Uriarte afirma que en Francia, en 60 días, se logró disminuir en un 66% el COT (Carbono Orgánico Total), que es una manera de medir la materia orgánica y se bajaron en 40 centímetros los lodos acumulados en el fondo. “Para el tratamiento en Chile, dependiendo de las condiciones del centro de cultivo y la cantidad de producto a aplicar, buscamos disminuir entre un 20 y un 60% la materia orgánica”. Esto podría demorar entre 60 y 90 días, dado que “ocupar biotecnología para estos casos genera resultados rápidamente”.

Reuniones con autoridades y compañías

¿La tecnología se encuentra aprobada en Chile? El socio de Bioaltus comenta que el Reglamento Ambiental para la Acuicultura, en su artículo 8 bis, permite el uso de este tipo de mecanismos previa autorización. “Estamos trabajando con las autoridades para que conozcan que este es un tratamiento totalmente inocuo para flora, fauna y seres humanos y que no genera problemas en el medio ambiente. Para lo anterior, además de las reuniones, estamos evaluando replicar en Chile las pruebas de laboratorio que se han hecho en Francia”.

Paralelamente a lo anterior, revela el ejecutivo, “estamos en la búsqueda de una salmonicultora (en conversaciones con algunas), que se interese en este proyecto biotecnológico para presentar una solicitud de prueba a la autoridad y poder llevar a cabo un tratamiento piloto. Con este piloto, podremos demostrar la eficiencia y lo ecológico del tratamiento”.

Pero existe una pregunta que muchos se plantean frente a estas tecnologías: ¿Hay peligro de resuspensión de quistes, que pudieran provocar bloom de algas? Uriarte responde que “usamos productos de origen francés, certificados de Clase 1, es decir, que contienen microorganismos que no generan ni un tipo de problema para flora, fauna, seres humanos y medio ambiente. No hay peligro de resuspensión de quistes, el producto se riega en seco en la superficie del mar y cae sobre los lodos. Además, al disminuir los nutrientes y la materia orgánica, bajamos el riesgo de que surjan bloom de algas”.

Según su socio, Bioaltus trabaja en diversas áreas en el tratamiento de residuos orgánicos. En Chile, lo más cercano a la recuperación de fondos marinos es el control biológico de algas en tranques de riego, las cuales proliferan por exceso de materia orgánica y nutrientes. “Con nuestro tratamiento, consumimos la materia orgánica y las algas se quedan sin alimento por lo que no pueden proliferar. En mar, el sistema se probó en Francia con buenísimos resultados en cuanto a disminución de materia orgánica, reducción de lodos orgánicos y tiempo necesario para hacerlo”.

Para conocer más acerca de esta biotecnología, haga click aquí.

Uno de los casos de éxito de Bioaltus en el tratamiento de algas.
Uno de los casos de éxito de Bioaltus en el tratamiento de algas.
Lea también: