Saltar al contenido principal
Foto referencia salmónidos.
Foto referencia salmónidos.

Chile: En un artículo recientemente publicado en la revista Appl. Environ. Microbiol, un equipo de investigadores de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) identificó un péptido que interfiere en la adhesión del virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv) a su célula blanco.

La Anemia infecciosa del salmón (ISA) es una enfermedad sistémica que tiene un impacto económico significativo en la producción de salmón Atlántico (Salmo salar) en Chile. Según el informe sanitario de salmonicultura en centros marinos, elaborado por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, durante el año 2015 se reportaron seis casos distintos de HPR0. En tanto, el número de casos HPR0 aumentó en comparación con el año anterior, de 33 a 69 casos confirmados, alcanzando durante el año 2015 una prevalencia del 29,6%.

El virus ISA pertenece a la familia Orthomyxoviridae, del género Isavirus, es un virus ARN envuelto de 45 a 140 nm de diámetro con proyecciones de superficie, las cuales corresponden a una glicoproteína hemoaglutinina-esterasa (HE), y una proteína de fusión (F), codificadas en el segmento 6, y 5, respectivamente.

Según explica el artículo, la unión del ISAv al huésped está mediada por dos proteínas de la membrana viral, hemoaglutinina-esterasa (HE) y la proteína de fusión (F). Ambas proteínas contienen regiones polimórficas que parecen estar relacionados con el potencial de patogenicidad y virulencia de las diferentes cepas.

En este contexto, el estudio realizado por los investigadores de la PUCV, en conjunto con el Centro Biotecnología de Sistemas de la fundación Fraunhofer Chile Research, analizaron una biblioteca de heptapéptidos contenidos en fagos para identificar moléculas que interaccionan específicamente con estas glicoproteína de superficie (HE o F) y que podrían interferir con las funciones de estas proteínas, con el objeto de generar una nueva alternativa a las medidas profilácticas que se han utilizado para el control de esta enfermedad, tales como vacunas e inhibidores enzimáticos.

De esta forma, las secuencias de péptidos seleccionados se sintetizaron químicamente y se ensayaron in vitro para determinar su actividad antiviral. A través de este enfoque, se caracterizó una molécula peptídica con notable actividad antiviral in vitro contra diferentes cepas del virus y que interactuaba específicamente con la proteína ISAv HE, resultando en la inhibición viral de más de 90%.

El péptido identificado actúa a concentraciones micromolares contra al menos dos cepas patógenas diferentes del virus, sin efectos citotóxicos detectables en las células de peces analizados. Por lo tanto, los péptidos antivirales representan una nueva alternativa para el control de ISAv y, potencialmente, otros patógenos de peces.

Según explicó el autor principal del trabajo, científico e investigador del Laboratorio de Genética e Inmunología Molecular de la Facultad de Ciencias de la PUCV, Dr. Nicolás Ojeda, se trata de una molécula compuesta por siete aminoácidos y que a través de esta publicación han demostrado en ensayos in vitro la inhibición de la adhesión del virus a su célula blanco. “Pensamos que este mecanismo de acción es sumamente apropiado para una molécula anti-viral dado que se evita efectivamente la infección y no se depende de la respuesta inmune del pez”, aseguró Ojeda.

“Asimismo, este trabajo también demostró la factibilidad técnica del uso de herramientas universales como la expresión heteróloga de proteínas, la tecnología de phage-display y la síntesis química de péptidos para el desarrollo de moléculas con actividad anti-microbiana, las cuales son aplicables en la investigación para el desarrollo de fármacos contra otros patógenos de importancia en la industria”, agregó el investigador. Además, enfatizó en la importancia que tiene para el equipo de trabajo de la PUCV el compartir esta información, en términos de la metodología utilizada, con el fin de que otros grupos puedan también desarrollar alternativas de profilaxis.

“Por lo pronto, nuestros resultados se limitan a ensayos in vitro. Estamos trabajando en el diseño de alternativas de delivery apropiadas para la aplicación industrial, que otorguen persistencia y efectividad al péptido. Dada la plasticidad que ofrece la síntesis química y la experiencia de nuestro grupo de síntesis de péptidos, queremos plantear la incorporación de la molécula a productos ya utilizados en los centros de cultivo. Ensayos preliminares indican que la molécula puede ser aplicada en solución o sobre superficies activadas”, reveló el especialista.

Finalmente, el Dr. Ojeda comentó que esperan contar con el financiamiento para efectuar ensayos in vivo con esta molécula y poder desarrollar una estrategia de aplicación robusta y efectiva. “Estamos, por cierto, siempre dispuestos a la colaboración con otros grupos de investigación y al interés de la industria farmacéutica, para trabajar en esta u otras de las moléculas que hemos obtenido en el laboratorio”, finalizó.

Revise el abstract del artículo aquí.