Saltar al contenido principal

IFFO da a conocer ventajas de fosfolípidos contenidos en la harina de pescado

Imagen: Salmonexpert.
Imagen: Salmonexpert.

Escocia: Según detalla la organización, los fosfolípidos se consideran más biológicamente activos que los triglicéridos y podrían contribuir a una variedad de funciones biológicas importantes en los animales.

En una reciente publicación en el sitio web de la Organización de Ingredientes Marinos (IFFO), la entidad da a conocer que la harina de pescado tendría un “valor oculto”: omega-3 biológicamente activo.

Este componente que forma parte de los lípidos contenido en el ingrediente, según la publicación, estarían presentes en una forma enriquecida y biológicamente activa como fosfolípidos, y que además sería ligeramente diferente de los lípidos encontrados en el aceite de pescado.

De acuerdo al autor de la publicación, Brett Glencross de la Universidad de Stirling, los lípidos de la harina de pescado se componen de aproximadamente un 25% de fosfolípidos, una forma de lípidos estructurales, los cuales pueden contribuir a una variedad de funciones biológicas importantes en los animales.

“Los fosfolípidos se consideran más biológicamente activos que los triglicéridos por varias razones. En primer lugar, se digieren y absorben más fácilmente debido a su mejor capacidad para mezclarse con la interfaz entre el agua y las grasas. También juegan un papel en la formación de moléculas especiales llamadas micelas, que ayudan a la absorción de lípidos en las células del intestino”, describe Glencross.

Otra razón mencionada se debería a la variación y complejidad estructural que contribuye al papel que desempeñan los fosfolípidos en los diferentes tejidos.

Ventajas

En cuanto a las diferencias de estas moléculas con respecto a los ácidos grasos de las harinas y aceites vegetales, Brett Glencross menciona el contraste en el tipo de ácidos grasos omega presentes en los diferentes recursos.

“Las harinas y aceites de pescado son tradicionalmente ricos en ácidos grasos omega-3 de cadena larga como DHA y EPA. Por el contrario, las harinas y aceites vegetales tienen un alto contenido de ácidos grasos omega-6 de cadena corta como LOA. Estos ácidos grasos omega-6 se han relacionado con la inflamación y algunos aspectos negativos asociados con la salud humana y animal”, señala.

Sin embargo, el autor también destaca que la canola, la camelina y el lino, entre otros, tienen niveles apreciables de omega-3 de cadena corta alfa-LNA el cual tiene algunos beneficios positivos, “pero generalmente solo cuando se bio-convierten a DHA y EPA más biológicamente activos, y no todos los animales pueden realizar esa conversión”.

“Dado que los aceites de pescado valen más que las harinas de pescado por tonelada, en gran parte impulsado por su contenido de omega-3, entonces quizás también debamos reconsiderar el valor del contenido de omega-3 de las harinas de pescado, para que el valor oculto se vuelva menos oculto”, concluye la publicación.

Lea también: