Skip to main content

Invermar proyecta aumentar producción en más de 6.500 toneladas

Chile: El plan ingresado al SEA -que costará US$ 1,5 millones- se suma al proyecto de Cermaq para elevar la producción de uno de sus centros de cultivo en unas mil toneladas.

 

De 480 a 7.000 toneladas por ciclo de peces (18 meses). Esa es la ambiciosa expansión que pretende aplicar Invermar -firma ligada a la familia Izquierdo Menéndez- en su centro de cultivo de salmónidos Centinela, ubicado en la comuna de Queilén, en la isla de Chiloé, Región de Los Lagos, según informó Pulso.

El proyecto ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEA)- y que implicará una inversión por US$ 1,5 millones- buscará instalar 38 nuevas balsas jaulas con dimensiones de 30x30 metros y 15 metros de profundidad, para reemplazar a las doce que existían en ese criadero.

Se trata de una medida que ya han tomado otras empresas de la industria, y que contraviene la idea de la autoridad de ir reduciendo las densidades de los centros de cultivo para mejorar los indicadores sanitarios. Pese a que el planteamiento es compartido por las empresas, la recuperación del precio en las últimas semanas es visto como una oportunidad de obtener utilidades este año, luego de un 2015 negro.

Recientemente, un informe elaborado por expertos de Rabobank sugirió la necesidad de reducir en al menos 300 mil toneladas la cosecha del 2017 para mantener la industria, mientras que el mismo presidente de Aquachile, Víctor Hugo Puchi, sugirió hace algunos meses la necesidad de pasar de las 800 mil toneladas actuales a cerca de 600 mil en total.

El proyecto de Invermar, según señala la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) enviado por la compañía que fuese propiedad de los hermanos Mario y Alberto Montanari hasta el año pasado, buscará aumentar su capacidad de producción en el centro Centinela en 6.520 toneladas en una superficie de 98.800 m², sólo 25 m² más que la superficie considerada en la actual Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de 98.774 m2.

La DIA establece además que la cosecha -de 7.000 toneladas- se realizará cuando los peces hayan alcanzado un peso promedio de hasta 4,5 kg, frente a los 2,9 kg. establecidos en la RCA vigente.

Respecto del número de smolts ingresados al centro, en el documento se señala que esto será determinado por la configuración productiva que la autoridad según normas sectoriales y el titular establezcan, no superando el proyecto técnico autorizado.

“El proyecto tendrá un trabajo preventivo para el control de enfermedades, de manera de minimizar el empleo de antibióticos en el centro. Entendiendo que los brotes de enfermedades están fuertemente ligados al estrés del confinamiento, condiciones del agua de cultivo, condiciones oceanográficas, presencia de depredadores y de agentes infecciosos en cuerpos de agua, entre otros; se implementarán medidas básicas para la disminución del uso de estos productos”, se explica en el documento.

Suma y sigue

La iniciativa se suma a la ingresada por Cermaq hace algunos días que con una inversión de US$ 2 millones buscará aumentar la capacidad de producción de su centro Marta ubicado en la Región de Magallanes, de 2.500 a 3.750 toneladas.

Así mismo Marine Harvest Chile cuenta con dos iniciativas ingresadas en diciembre pasado que se encuentran en estado de “no calificadas” y que buscan aumentar la capacidad de producción de sus centros Izaza (de 1.800 ton 5.500 ton) y Canalizo (de 448 ton a 6.000 ton) en la Región de Aysén.