Skip to main content

Tratamientos mecánicos contra Caligus arribarán este año a Chile

Daniel Woywood, gerente Técnico de Aquabench. Foto: Aquabench.
Daniel Woywood, gerente Técnico de Aquabench. Foto: Aquabench.

Chile: El gerente Técnico de Aquabench, Daniel Woywood, cuenta que se iniciarán tres pilotos con sistemas de presión de agua y cambio de temperatura de agua, para desparasitar a los salmones.

Desde el 2013 y junto a 12 salmonicultoras (85% de la producción nacional), además de Intesal, la empresa Aquabench lidera el “Proyecto control coordinado de Caligus”, iniciativa que trabaja en la prevención y control del parásito.

Actualmente se encuentran planificando el segundo “Mini workshop” a realizarse en septiembre de este año, donde se busca actualizar a las compañías sobre nuevas tecnologías y avances en las alternativas farmacológicas y no farmacológicas actuales contra Caligus.

Sobre esto, el gerente Técnico de Aquabench, Daniel Woywood, admite a Salmonexpert que la carga de Caligus en Chile ha ido aumentando debido a su menor sensibilidad a los antiparasitarios actualmente utilizados, “y en estas últimas semanas se han ido aprobando nuevos, que esperamos puedan mantener bajo un nivel controlado la situación”.  

En ese contexto, ¿cuáles han sido los barrios con mayores cargas parasitarias?

En general, hay barrios que fueron complejos hace años atrás y que hoy son los mismos: están expuestos al ambiente marino con altas salinidades (33 ppt) y donde tenemos más operaciones de cultivo, con zonas como Chiloé centro y algunas de la región de Aysén.

Sobre los tratamientos no farmacológicos, ¿cuáles se están implementando en la actualidad?

Hemos estado trabajando desde el inicio del proyecto en este tipo de tratamientos con las empresas, pero en general ha costado encontrar las alternativas que sean exitosas. Por ejemplo, hemos probado cinco especies de candidatos de peces limpiadores y ninguno cumplió 100% las expectativas.

Desde el año pasado, hemos evaluado en conjuntoa las empresas sistemas mecánicos que se utilizan en el hemisferio norte, por lo que esperamos que de aquí a fin de año hayan tres nuevos pilotos: dos de tipo de presión de agua (FLS de Flatsetsund Engineering y FSI, que proviene de las Islas Faroe) y una de cambio de temperatura de agua (Optilicer), que es una máquina que esperamos llegue en noviembre próximo y que tenga la posibilidad de calentar o enfriar el agua, porque el delta de temperatura -independiente de si es sobre o bajo la temperatura del agua del mar-  hace que el parásito se suelte. Todas estas máquinas cuentan con sistemas de filtros que lo retiene y luego se elimina adecuadamente.

Es importante indicar también que los avances de las empresas en términos no farmacológicos los estamos reportando a WWF desde junio de este año semestralmente, ya que nos interesa que se conozcan los esfuerzos que se realizan.

¿Cómo ha sido la experiencia con el uso de estas tecnologías?

El año pasado realizamos una gira técnica y fuimos a ver estas máquinas a Noruega, donde conocimos las ventajas y desventajas. Ellas vienen bajo un esquema de período de piloto para ver cómo funcionan en las condiciones chilenas. Para lo cual evaluaremos cómo se comportan en el ambiente y con el agente, que es en este caso es el Caligus. Hay que recordar que no es el mismo piojo del hemisferio horte donde es el Lepeophtheirus salmonis y para el huésped, el salmón, estamos trabajando en un programa de evaluación de bienestar animal y su eficacia en el parásito.

¿Qué otras herramientas no farmacológicas están usando la empresas ante este escenario?

Estas son cosas que llevan varios años en términos de implementación, por lo tanto hace tiempo estamos avanzando en ello. En esa línea, ha habido un trabajo colaborativo con la autoridad en términos de que se permita el ingreso de nuevas moléculas para hacer una rotación efectiva, como son el Peróxido de Hidrógeno y el Hexaflumoron, así que esperamos que eso nos dé tiempo para seguir probando alternativas -con énfasis del tipo no farmacológico-, aunque sabemos que va a tener que ser probablemente un mix entre alternativas farmacológicas y no farmacológicas, con un enfoque de manejo integrado de la enfermedad.

En términos preventivos, se han probado distintas alternativas como son dietas funcionales, peces limpiadores y mallas (skirts) que previenen el ingreso de copepoditos, entre otros. Sin embargo, aún hay importantes factores del comportamiento del Caligus que no entendemos bien, como la profundidad exacta donde se mueven los parásitos, lo cual a veces nos impide avanzar en forma más eficiente. Estamos realizando durante este segundo semestre diversos estudios para ir dilucidando estas preguntas.

Lea también: