Skip to main content
Guillermo Staudt, representante de Pincoy y gerente general de Pharmaq Sudamérica. Foto: Pharmaq.
Guillermo Staudt, representante de Pincoy y gerente general de Pharmaq Sudamérica. Foto: Pharmaq.

Chile: El representante del proyecto y gerente general de Pharmaq Sudamérica, Guillermo Staudt, cuenta a Salmonexpert cómo seguirán aportando en bajar el uso de antibióticos de la industria.

El proyecto Pincoy es una iniciativa colaborativa que reúne distintos actores de la industria tales como Aquagen, Blumar, Centrovet, Cermaq, Pharmaq, Skretting y Ventisqueros, y que busca aportar en el objetivo de reducir el uso de antibióticos en la producción de salmónidos en Chile.

En entrevista con Salmonexpert, el representante de Pincoy y también gerente general de Pharmaq Sudamérica, Guillermo Staudt, afirma que la etapa 2.0 del proyecto que ya está en marcha “es la continuación del trabajo que ya veníamos realizando, ajustando la estrategia, y está relacionada principalmente al inicio de nuevos ciclos de producción. En ese sentido, ingresaremos 4.000.000 de smolts, pero vamos a mantener nuestros objetivos”.

Así, en esta etapa, el proyecto Pincoy tiene centros de cultivo de salmón ya identificados y existen otros candidatos en paralelo que pueden potencialmente ingresar a la iniciativa y complementar la información que se está recibiendo de las operaciones escogidas.

“En el pasado se intentaba asignar a una sola medida de control o prevención el éxito frente los brotes de Piscirickettsiosis, pero en Pincoy nos enfocamos en que la solución es abordar el problema holísticamente, para asegurar la salud y el bienestar animal de los peces”, asegura Staudt.

¿Cómo prevén continuar trabajando en la disminución del uso de antibióticos en la salmonicultura chilena?

La interacción de empresas líderes en sus respectivos ámbitos pone a disposición de Pincoy una capacidad de análisis pocas veces vista antes en la industria. Hoy contamos con comités de Agua Dulce, Agua de Mar, Salud, Datos y Comunicaciones en el que participan profesionales especialistas en sus áreas y que trabajan en función de un objetivo que trasciende el de sus empresas.

Eso genera un grado de involucramiento muy grande, ya que alcanzar el objetivo que nos hemos planteado no sólo repercutirá en nuestros resultados inmediatos, sino que servirá de modelo para toda la industria. Lo anterior se ve reforzado con un análisis estadístico de primera línea que utiliza metodologías de punta, para identificar la forma en la que se relacionan las acciones específicas que llevamos a cabo en distintos momentos del ciclo productivo.

¿Cuáles fueron los resultados de la primera etapa del proyecto?

Este es un proceso de mejora continua. Pincoy debe entregar herramientas específicas o el uso de diversas herramientas, que permitirán proyectar de manera sostenible en el tiempo, la reducción de uso de antibióticos. Por más que ya hemos tenido resultados específicos muy prometedores, tenemos que completar un análisis multifactorial que incorpore no sólo aquellas decisiones que los comités implementaron, sino la forma en que impactaron los indicadores productivos bajo las condiciones de cultivo.

En otras palabras, no estamos dando por sentado que aquello que funcionó bien en una ocasión determinada, tenga que aplicarse de la misma manera a futuro. Hoy debemos tomar los buenos resultados que obtuvimos en los primeros ciclos de producción y ver si podemos identificar patrones que nos permitan a futuro realizar recomendaciones específicas.

Asociado a esto estamos desarrollando un Manual de Buenas Prácticas, que reúne las recomendaciones de nuestros expertos en genética, salud animal, alimentación, producción en agua dulce y mar, así como bienestar animal.

¿Creen que es posible que, como planteó SalmonChile en conjunto con Monterey Bay Aquarium, se reduzca en 50% el uso de antibióticos en la industria nacional hacia el año 2025?

Todos los que participamos en Pincoy estamos absolutamente convencidos que puede alcanzarse y es buena señal que otras empresas e instituciones se sumen a esta ambiciosa meta. La industria salmonicultora chilena lleva varios años trabajando en esa dirección y hoy existen herramientas concretas que han permitido una reducción consistente del uso de antibióticos desde el 2015.

Este trabajo nos ha ido permitiendo alcanzar otros objetivos que también forman parte de Pincoy como son mejorar la salud y bienestar animal de los peces, optimizar el desempeño productivo, generar vínculos con la academia y autoridades, contribuir al crecimiento sustentable de la industria y mejorar la percepción de Chile como productor sustentable de peces.

¿Cómo serán parte ustedes de esa alianza para bajar a la mitad el uso de antibióticos en la salmonicultura chilena?

La solución reside en la misma esencia de lo que es Pincoy. No existe una única solución sino un conjunto de acciones que involucren el proceso completo desde la genética de los peces, hasta las prácticas de cultivo en Agua de Mar.

Pincoy está demostrando que mejor calidad de smolts, equipos humanos más experimentados, vigilancia sanitaria, acciones coordinadas en áreas de producción, estrategias de alimentación y medicación, aplicación de vacunas, bienestar animal de los peces, incorporación de nuevas tecnologías y mejor infraestructura son algunos de los ingredientes necesarios para alcanzar nuestro objetivo y es en ese sentido que cada una de las empresas participantes aporta en su área de especialidad.

Lea también: