Saltar al contenido principal

Advierten continua disminución de la susceptibilidad de Caligus a antiparasitarios

Dra. Margarita González, Investigadora del Departamento Salud hidrobiológica de IFOP.
Dra. Margarita González, Investigadora del Departamento Salud hidrobiológica de IFOP.

Chile: Los resultados de un programa ejecutado por IFOP muestran que el 50% de los parásitos de salmón muestreados son clasificados como “no susceptibles” para azametifos y deltametrina.

Durante la mañana de ayer, el IFOP realizó un taller online para difundir los resultados de dos programas en curso, dentro de los cuales se encuentra el programa: “Vigilancia de la resistencia de Caligus rogercresseyi a antiparasitarios aplicados en la salmonicultura nacional (Etapa IV)”.

Los resultados y avances fueron dados a conocer por la Dra. Margarita González, Investigadora del Departamento Salud hidrobiológica de la institución, datos que en general muestran una disminución de la susceptibilidad de Caligus a los antiparasitarios.

Con muestreos realizados desde la macrozona 1 a la 5, la situación para azametifos y deltametrina a través del tiempo es similar, donde el porcentaje de piojos afectados por los fármacos ha ido disminuyendo paulatinamente.

“En base a la concentración efectiva (EC50%), análisis del gradiente de concentraciones, vemos que en el tiempo hay un aumento entre el 2018 y 2021 para azametifos. Esto significa que probablemente necesitamos mayor concentración del antiparasitario para afectar a la misma cantidad de parásitos en el tiempo. Esto es un claro signo de pérdida de la susceptibilidad”, expuso la Dra. González.

En cuanto a los perfiles de susceptibilidad promedio determinados bajo el programa, es decir, la cantidad de muestras clasificadas como susceptible (S), moderadamente susceptible (MS) o no susceptibles (NS), los resultados muestran que éstas se situaron principalmente dentro de MS y NS para azametifos y dentro de MS para deltametrina.

A través del tiempo, según dio a conocer la experta del IFOP, para azametifos el porcentaje de muestras clasificadas como NS evolucionó desde un 18,2% en 2019 a un 50% en 2021.

Para deltametrina, destaca la reducción de piojos clasificados como S, de un 63,6% en 2019 a un 19,7% en 2020. Los parásitos considerados como NS en 2021 también registran un 50%.

Centro centinela

Variación de los perfiles de susceptibilidad para azametifos (gráficos superiores) y deltametrina (gráficos inferiores). Fuente: Presentación Margarita González, IFOP.
Variación de los perfiles de susceptibilidad para azametifos (gráficos superiores) y deltametrina (gráficos inferiores). Fuente: Presentación Margarita González, IFOP.

Los datos mostrados anteriormente son parte del total de muestreos en distintos centros. Sin embargo, dentro del programa también se logró tomar muestras de un mismo centro de cultivo, denominado centinela.

En el caso de este centro en particular, la última evaluación y muestreo realizado en julio del presente año, evidencia una reducción significativa de la efectividad EC50% de azametifos, bajo el 40%.

"A su vez, se observa una tendencia a la disminución de las mortalidades de parásitos a la dosis terapéutica (100 ppb) a través del tiempo, siendo gravísimo en la última evaluación donde no obtuvimos mortalidades. En el caso de las dosis letales, se está llegando a concentraciones de 200 ppb en el último muestreo”, destacó González.

Para deltametrina, se observa algo muy similar, pero menos marcado en el tiempo, hacia la disminución de los piojos afectados a la dosis terapéutica.

Finalmente, la Dra. González adelantó que en la próxima etapa del programa esperan aumentar los centros centinelas a dos por macrozona, implementar una herramienta de biología molecular para determinar susceptibilidad y avanzar en la evaluación de otras moléculas como hexaflumuron o lufenuron.

Lea también: