Saltar al contenido principal

Salmones Austral detalla efectos negativos de paralizar plantas en Chiloé

Planta de proceso de Salmones Austral. Foto: Salmones Austral.
Planta de proceso de Salmones Austral. Foto: Salmones Austral.

Chile: Desde Salmones Austral afirman que si se paralizan plantas en Chiloé, se detienen “los exámenes preventivos de control que hacemos, y que identifican en forma temprana posibles positivos”.

Ayer se conocieron 53 nuevos covid-19 en la Provincia de Chiloé, según un reporte de Seremi de Salud Los Lagos, una baja en comparación a los 117 conocidos este lunes. Con todo, la situación tiene con gran preocupación a las comunidades, principalmente de Quellón, donde incluso parlamentarios han solicitado que las plantas salmonicultoras paralicen temporalmente para disminuir contagios. 

En entrevista con Salmonexpert, el subgerente de Recursos Humanos de Salmones Austral, Milton Castaing, manifiesta que operan sus plantas en la región de Los Lagos “bajo todos los protocolos de prevención para covid-19, lo que significa menos gente en las líneas, casinos, buses y espacios comunes, para así cumplir los aforos y el distanciamiento”.

¿Qué medidas han tomado tras el aumento de casos principalmente en Quellón?
Principalmente campañas preventivas para identificar posibles casos positivos de manera proactiva. Para esto, implementamos tanto en Quellón como en Puerto Montt, un laboratorio interno para muestrear y analizar con el método KURA de testeo de saliva a todos nuestros colaboradores, tanto internos como de contratistas. Esto lo seguiremos haciendo periódicamente para no correr riesgos.

Además, seguimos con las campañas comunicacionales y de control sobre el correcto uso de todos los Elementos de Protección Personal y medidas de prevención, dándole énfasis a que la gente mantenga todos esos protocolos en sus espacios familiares y personales, ya que se ha comprobado que los contagios están sucediendo en la vida personal y familiar de la gente, y no en las plantas o instalaciones de las empresas. El aumento de casos se dio justo después de las compras navideñas, cenas familiares, asados de año nuevo y las ya renombradas fiestas masivas clandestinas que tuvieron lugar en la comuna de Quellón.

¿La situación está bajo control o como indican algunos grupos, se descontroló?
Bajo mi punto de vista, al interior de las plantas o instalaciones de las empresas, la situación está controlada. Lo que no se puede controlar es lo que la gente hace en sus tiempos libres, los fines de semana y en sus espacios personales. Las visitas entre parientes, amigos y conocidos, el compartir el tradicional mate, fiestas y asados, son el principal riesgo y son actividades que no podemos controlar desde las compañías, a pesar de que hemos hecho lo posible por transmitir y reforzar los protocolos internos y de la Autoridad Sanitaria con la idea de que se cumplan también en el hogar.

Milton Castaing, subgerente de Recursos Humanos de Salmones Austral.
Milton Castaing, subgerente de Recursos Humanos de Salmones Austral.

Algunas Autoridades y parlamentarios están llamando a paralizar temporalmente las plantas de salmón en Chiloé por el avance de la pandemia. ¿Cuál es su opinión al respecto?
Te respondo con los comentarios que nos hace nuestra misma gente, que cuando se conversa sobre cómo están en su casa y en el trabajo nos responden que se sienten mucho más seguros en el trabajo debido a todas las medidas que se han tomado y a que gracias al control y refuerzos, todos respetan.

Si paralizan las plantas, esto tiene dos efectos inmediatos que son contraproducentes: más tiempo libre para la gente, lo que puede traer mayores contagios por contactos familiares, con vecinos o amigos. Porque en general el ser humano empieza a sentirse confiado y a pensar que “a mí no me pasa nada”.

Se detienen, además, todos los exámenes preventivos de control proactivo que hacemos en las plantas y que han logrado, hasta ahora, identificar en forma temprana posibles positivos y evitar así mayores contagios. En este sentido, las empresas salmonicultoras somos un gran aliado del Ministerio de Salud, generando miles de testeos covid-19 en las comunas donde operamos. Cada testeo de un trabajador nuestro, significa un hogar testeado y una familia, vecinos y comunidad, en general, más protegidos.

¿Cuál es el llamado que quieren hacer a la comunidad y a los trabajadores por esta situación en Chiloé?
Que no bajemos los brazos. Depende de cada uno de nosotros como personas individuales el que no sigan los contagios. El cómo usa su mascarilla, no tocarse la boca, nariz y ojos, constante lavado de manos, desinfección de las compras, no visitar a nadie, mantener los aforos, mantener las distancias. Todo es respeto y cuidado hacia el otro.

Es importante que los canales de comunicación con los trabajadores estén siempre abiertos y que se genere la confianza de conversar las cosas. En ese sentido, la labor de los Sindicatos es fundamental y es un eslabón importantísimo. Así como todos los líderes de opinión, voceros, supervisores y en general todos tenemos la misión de levantar la voz y hacer que todos cumplamos los protocolos y dar ejemplo hacia nuestros compañeros de trabajo y familiares.

¿Son las salmonicultoras, como dicen algunos, responsables de este aumento de casos covid-19?
En las plantas y lugares donde tenemos operaciones es obligatorio el uso de mascarillas en todo lugar y momento, mantener la distancia, y en general cumplir exhaustivamente todos los protocolos de prevención. Lo que además controlamos constantemente. Distinto es el caso de las fiestas clandestinas, partidos de fútbol, asados y eventos familiares, en los que la gente se “olvida” de mantener los protocolos, no se respetan las distancias y en la tendencia es a olvidar que estamos en pandemia en esos momentos.

Creo que cada persona es responsable de cumplir con los protocolos y si no se cumplen y se producen contagios, no se puede culpar a un tercero, menos a una institución que siempre ha tenido políticas de barrera sanitaria e inocuidad por la naturaleza de sus operaciones.

Lea también: