“Consolidarnos en la industria salmonicultora chilena es nuestra prioridad"

Jan-Emil Johannessen, CEO de Benchmark Genetics y Pablo Mazo, gerente general de Benchmark Genetics Chile.
Jan-Emil Johannessen, CEO de Benchmark Genetics y Pablo Mazo, gerente general de Benchmark Genetics Chile.

Chile: Con un año fiscal marcado por excelentes cifras, Benchmark Genetics refuerza su compromiso con los altos estándares de bioseguridad, que priman en la producción de ovas de salmón Atlántico.

Recientemente, Jan-Emil Johannessen, Head de Benchmark Genetics, estuvo de visita en nuestro país y conversó con Salmonexpert sobre los principales hitos de la compañía durante el último año.

A juicio del ejecutivo, Benchmark Genetics tuvo un muy buen período. “Durante el año vendimos 350 millones de ovas de salmón Atlántico, lo que supone un nuevo récord para nosotros. Igualmente, superamos las ventas de años anteriores tanto en Noruega, como en Escocia, Islandia e Islas Feroe. Y también en Chile, pudimos concretar nuestro segundo año comercial, continuando con las entregas de nuestras ovas de salmón a varias empresas productoras. Para ser realista, en Chile somos los ‘nuevos chicos del barrio’, y las compañías han sido moderadas en basar toda su producción de salmón en nuestras ovas estos primeros años, lo que está bien. Entendemos que quieran evaluar cómo se comporta el pez en el agua, su performance, la maduración, el crecimiento, cómo enfrenta los desafíos sanitarios y su sobrevivencia. Aun así, continuamos nuestro segundo año comercial en Chile, 4 años después desde que importamos las ovas y ya comenzamos a producir a volúmenes comerciales”, comentó.

Para Pablo Mazo, gerente general de Benchmark Genetics Chile, son muy importantes estas cifras. “Esto significa haber abarcado el 35% del mercado de ovas de salmón Atlántico a nivel mundial, lo que se traduce en más de 1,2 millones de toneladas de pescado cosechado”, recalcó.

Hace algunas semanas se informó que, a fines de diciembre, Benchmark Holding comenzaría a cotizar en la Bolsa de Valores de Oslo. Según Johannessen, actualmente la compañía estaba cotizando en la Bolsa de Londres. “Sin embargo, Benchmark tiene tres grandes accionistas, de los cuales dos son noruegos, por lo que era una buena razón para tomar esa decisión. Por otra parte, en la Bolsa de Londres somos una de las tantas compañías de biotecnología listadas. Pero la Bolsa de Valores de Oslo es actualmente la más grande e importante del mundo para el mercado seafood, por lo que consideramos que era de toda lógica y muy relevante para el desarrollo de nuestra compañía, ya que estamos en el negocio de la acuicultura, especialmente del salmón. Además, el grueso de la operación de Benchmark está fuera de Inglaterra”, argumentó el ejecutivo.

Compartimento libre de enfermedades

“Cuando nos establecimos en Chile, queríamos darle un valor agregado a lo que estábamos ofreciendo. Por una parte, veníamos con una fortaleza única en cuanto a desempeño, pero además con una altísima bioseguridad en la producción de nuestras ovas y altos estándares, por lo que los clientes podían estar seguros de que las ovas que entregábamos estaban libres de defectos y enfermedades. Además, también nos enfocamos en tener disponibilidad de ovas todo el año. Por ello, nos pusimos la meta de que nuestras instalaciones en Chile tuvieran las mismas características y fuera beneficioso para nuestros clientes”, detalló Jan-Emil Johannessen.

De acuerdo a lo planteado por el Head de Benchmark Genetics, este es un paso más en calidad. “Sernapesca ha estado en nuestras instalaciones y se ha informado de nuestra manera de trabajar, nuestros estándares de bioseguridad, la documentación, de donde proviene todo y ha tenido una buena evaluación, de acuerdo con la normativa de Compartimento Sanitario Libre de Enfermedades. Esta es una certificación muy importante, tanto para nosotros como para nuestros clientes, porque cuando decimos que tenemos una alta bioseguridad, es totalmente cierto, porque está certificado por la autoridad pertinente”, manifestó, agregando que esta certificación les podrá abrir en el futuro, incluso, las puertas para exportar ovas fuera de Chile.

“Consolidarnos en la industria salmonicultora chilena es nuestra prioridad, pero si tenemos la oportunidad de exportar ovas a otros mercados, beneficiaría nuestras operaciones aquí. Actualmente, proveemos de ovas a todo el mundo desde nuestras instalaciones de Islandia. Y si algo ocurriera, no podríamos proveer a nuestros clientes. Por lo tanto, tener instalaciones en Chile, con los mismos estándares de bioseguridad y calidad de ovas, nos permite ser más competitivos. Esto es muy importante para Benchmark Genetics”, aseveró el líder de la compañía de genética.