La importancia de la tecnología RAS para la nueva tendencia de producción post-smolt

La jornada se dividió en tres bloques temáticos.
La jornada se dividió en tres bloques temáticos.

Chile: Michael Adler, director Comercial de BioMar Chile, afirmó en Patagonic RAS que el objetivo no es sólo producir un smolt más grande y robusto, sino que también otorgarle una performance adecuada.

Publicado Actualizado

Una completísima jornada en torno a sistemas de recirculación en salmonicultura se llevó a cabo ayer en el Teatro del Lago, lugar que albergó una nueva edición de Patagonic RAS, instancia desarrollada por la compañía de alimentos BioMar.

Producción de post-smolts de salmónidos, sostenibilidad, salud y bienestar animal fueron las grandes temáticas que contempló el evento, donde Eduardo Hagedorn, gerente General de BioMar Chile destacó el gran interés de los asistentes, entre ellos investigadores, productores y proveedores.

“Realizar Patagonic RAS nace de la inquietud de generar espacios amplios de interacción, entre personas con distintas experiencias dentro de la cadena productiva y en la producción de peces en etapa de agua dulce y recirculación. Desde que comenzó a utilizarse la tecnología RAS, ha sido una tendencia en crecimiento en la etapa inicial de los peces. Creemos que el interés y la participación en este evento muestra, consolida y valida que este tipo de iniciativas son tremendamente necesarias para la industria salmonicultora nacional”, manifestó el ejecutivo de BioMar Chile.

Por su parte, Michael Adler, director Comercial de BioMar Chile, recalcó el avance que ha tenido la tecnología RAS en la producción de salmones, con casos de ciclos completos de cultivo en tierra. “Sin embargo, es muy importante esta tecnología en la etapa post-smolt y cómo utilizarla para tener una mayor eficiencia en la producción. Llegar a post-smolt busca acortar el ciclo productivo en agua de mar, para aminorar los desafíos sanitarios en los centros de cultivo y así se reduce la mortalidad y la cantidad de tratamientos farmacológicos. Desde el punto de vista de la sostenibilidad, es algo muy importante”.

A su juicio, el objetivo no es sólo producir un smolt más grande y robusto, sino que es igualmente relevante que ese smolt, “una vez que sea sembrado en el mar tenga una performance adecuada. Llegar a ese objetivo no es fácil, por lo que hacerlo bien en la etapa previa es fundamental”, puntualizó Adler.

En el bloque Post-smolt, se dio a conocer la experiencia de producción de post-smolts de la piscicultura Los Arrayanes de Salmones Austral, así como también se realizó una actualización de los efectos de la intensidad de la luz y temperatura en la madurez precoz de salmón Atlántico; la importancia de la gestión de los biorreactores; la velocidad del agua como factor fundamental de crecimiento, robustez y bienestar; y otras consideraciones fundamentales en la robustez y esmoltificación de esta especie.

Robustez

Trygve Sigholt.
Trygve Sigholt.

Una de las presentaciones de este bloque fue la de Trygve Sigholt, R&D Senior Scientist de BioMar, quien se refirió a “Robustez y esmoltificación del salmón Atlántico en RAS”. En su ponencia, destacó que a lo largo de los años el salmón ha sido exitoso de cultivar debido a la duplicación de su genética y que por ello se ha podido adaptar mejor al cultivo.

“El poder del fotoperiodo en RAS es primordial, pues es la luz que permite sincronizar los diversos ritmos internos que posee el salmón. Cuando estos ritmos están sincronizados, el pez está listo para ser trasladado a un centro de cultivo en el mar”, comentó Sigholt.

Según expresó el investigador, el salmón es de naturaleza salina, por lo tanto, igualmente incide en su robustez, una nutrición que contenga sal. “Al combinar esta nutrición con fotoperiodo con señal de invierno, tendremos smolts robustos. Sin embargo, no es recomendable el crecimiento acelerado, ya que el músculo cardíaco no logra desarrollarse adecuadamente”.

Sigholt igualmente comentó que una de las enfermedades detectadas en esta etapa es el síndrome hemorrágico del smolt (HSS) el cual puede prevenirse con mayor salinidad o una nutrición con sal.

“La esmoltificación se puede retardar, pero no está claro a qué tamaño o qué peso específico. Cuando el pez llega a los 300 o 400 grs., la esmoltificación no se puede retardar más, pues es algo natural. Por lo tanto, mi recomendación es invertir en los smolts, para tener mejores resultados en los centros de cultivo”, detalló Trygve Sigholt.

Patagonic RAS 2022 contó con el apoyo de DSM, Hendrix Genetics, Aker BioMarine, Akva Group, SalmonChile y Salmonexpert como media partner.