La estrategia de Blumar para mantener posición financiera sólida contra viento y marea

Chile: Además de aplicar fórmulas para bajar sus altos costos, la empresa salmonicultora refinanciará su deuda pronto, con lo que podrá aliviar las presiones sobre su caja.

Publicado

Luego de entregar sus resultados al tercer trimestre de 2023, el gerente general de Blumar, Gerardo Balbontín, hizo una detallada presentación a los inversionistas. En ella, admitió que los costos han aumentado de manera importante en estos meses respecto al año anterior: “aquí está el problema”.

Todo esto, por supuesto, afectó los márgenes de la empresa, donde el precio del salmón ha bajado levemente, mostrando cierta estabilidad en medio del debilitamiento de la demanda global: “US$6,9 por kilo no es malo, pero si se compara con los costos, estos últimos están más altos”.

Exposición de Gerardo Balbontín.
Exposición de Gerardo Balbontín.

Mirando al futuro, “dependemos de situaciones, algunas muy poco predecibles, nos situamos ante un momento de mercado recesivo con una demanda que no es alta. No estamos muy esperanzados respecto al 2024, todos los indicadores nos llevan a ser cautos para el próximo año”, dijo Balbontín.

De acuerdo con el ejecutivo, hoy están cosechando el pescado con el alimento más caro (60% de las razones de aumento de costo, que entre 2020 y 2023 creció 152%), a lo que se suma una situación sanitaria más delicada por complicaciones con Caligus que golpean a la industria salmonicultora chilena, menores productividades y la inflación.

El plan

Gerardo Balbontín señaló que a causa de la incertidumbre regulatoria, y que no se están otorgando concesiones, no se espera que la industria del salmón en Chile crezca. Anticipó que en 2023 terminarán con una producción de 50.300 toneladas, para luego en 2024 avanzar a 63.600 toneladas, donde se ajustó a la baja lo previamente anticipado por una corrección de 5.000 toneladas en la Región de Aysén.

Con todo, esperan que exista una baja en precios de alimento para peces desde cuarto trimestre de 2023 y continuará en el 2024, ya que posterior a un fenómeno de El Niño moderado, Perú recuperará capturas pelágicas: harina y aceite de pescado normalizarán sus valores.

Por tanto, estiman costos más normalizados en 2024, mejoras en el EBIT, y el gerente general de Blumar dio a conocer que están buscando oportunidades para disminuirlos, lo que ocurriría en los próximos 12 meses. A modo de ejemplo, se encuentran trabajando para incrementar la escala de volúmenes en la Región de Magallanes, donde desde el siguiente año retomarán 20.000 toneladas a pesar de las dificultades con concesiones propias y el joint venture con Salmones Austral.

Mientras que el gerente de Administración y Finanzas de Blumar, Manuel Gallardo, expuso que el mal desempeño del salmón fue compensado por el buen rendimiento de la pesca. De todos modos, aseguró que están tranquilos con su posición financiera, que es sólida, y anunció refinanciamiento de deuda en diciembre, para aliviar la caja durante el próximo año y medio.