Piscicultura RAS Petrohué. Foto: Salmones Camanchaca.
Piscicultura RAS Petrohué. Foto: Salmones Camanchaca.

Salmones Camanchaca comienza a dejar atrás la tormenta

Chile: Además de pasar desde pérdidas a ganancias por US$3,6 millones, la empresa inició un proceso de normalización de sus costos ex jaula, con la mira de estabilizarse a partir de 2022. 

Publicado

Tras un proceso de tormenta financiera, Salmones Camanchaca reportó una recuperación en los ingresos del tercer trimestre que alcanzaron los US$ 65,9 millones, 19,2% mayor respecto al mismo período de 2020, con un incremento del 47,5% en el precio del salmón Atlántico, pero con 18,9% menos de volumen vendido. 

Las cosechas de salmón Atlántico del lapso fueron de 9.508 toneladas, 29% inferiores a las de igual período de 2020, pero superiores a las 6.422 toneladas del segundo trimestre de 2021, volúmenes aún afectados por menores pesos promedio de cosechas (4,2 kilos) por los eventos de algas y oxígeno del fiordo Reñihue de la región de Los Lagos en meses anteriores, que limitó su alimentación. Durante el trimestre no hubo cosechas de salmón coho. 

En tanto, el costo de salmón Atlántico cosechado (ex jaula pez vivo) en el trimestre fue US$ 4,18/Kg, 36% superior como consecuencia de dos centros ubicados en el fiordo del Reñihue y un sitio del fiordo del Comau, los que tuvieron peces afectados por severas limitaciones de alimento y altas mortalidades por floraciones algales. 

Durante el período y especialmente concluidas las cosechas del Reñihue (agosto) se evidenció una mejora gradual de los costos ex jaula (74 centavos de dólar por kilo menos respecto del segundo trimestre 2021), con expectativas de normalización a partir de la primera parte de 2022. 

Por otro lado, en el tercer trimestre 2021, el EBITDA de Salmones Camanchaca anotó un total de US$3,6 millones, US$7,4 millones más alto, con un aumento de precios de venta y una mejora gradual de los costos. Los precios de venta lograron capturar las alzas de mercado que han superado los máximos históricos de los últimos 10 años. 

Así las cosas, el resultado neto del tercer trimestre 2021 fue una ganancia de US$4,6 millones, con lo que volcó la pérdida de US$9,5 millones en igual período de 2020. Esta mejora es principalmente consecuencia de mayores precios de venta. 

Sobre lo anterior, el vicepresidente de Salmones Camanchaca, Ricardo García, sostuvo que “este tercer trimestre muestra que estamos dejando atrás los muy débiles resultados que tuvimos como consecuencia de la caída de demanda por pandemia y de impactos de blooms de algas por un verano muy seco y soleado, y que debiésemos normalizar nuestros márgenes en los meses que vienen. Ello es especialmente pertinente a la luz del aumento de capital que tramitamos, y cuyo accionista controlador ha declarado que lo suscribirá y pagará”.