Foto: Archivo Salmonexpert.
Foto: Archivo Salmonexpert.

Determinan factores claves en la dispersión y prevalencia de SRS

Chile: Científicos chilenos y australianos descubrieron que la conectividad hidrodinámica, temperatura y salinidad del agua son los principales impulsores de la transmisión de la piscirickettsiosis entre centros de cultivo.

La proximidad entre centros de cultivo afectados por algún patógeno ha sido reconocida como un factor de riesgo importante para la aparición de enfermedades como ISAv, PD, IHNv y la piscirickettsiosis.

Varios estudios han demostrado la supervivencia de Piscirickettsia salmonis en agua de mar y su transmisión horizontal, sin embargo, no se ha cuantificado el alcance de la transmisión mediante el agua entre centros de cultivo.

Debido a esta razón, investigadores chilenos y australianos realizaron un estudio para determinar la influencia de las condiciones oceanográficas, específicamente la conectividad hidrodinámica entre centros, la temperatura del agua y la salinidad, en la dispersión y prevalencia de piscirickettsiosis en la región de Los Lagos.

Riesgo de infección

Utilizando un modelo de propagación de enfermedades, los expertos descubrieron que la dinámica ambiental juega un papel importante en la prevalencia de la enfermedad, donde los factores más importantes fueron el número de centros infectados “corriente arriba” y la mortalidad total asociada, seguido de la salinidad y temperatura del agua.

“En los centros “aguas abajo” de los centros infectados, la prevalencia de la enfermedad observada a las 25 semanas del ciclo productivo fue cercana al 100%, mientras que en los centros con poca o ninguna exposición a centros infectados “corriente arriba”, la prevalencia alcanzó sólo un 10% aproximadamente al final del ciclo (semana 56)”, señalaron los científicos dentro de sus resultados.

Con estos datos, los autores plantearon que a escala regional, el modelo desarrollado podría ayudar en la identificación y aislamiento de centros en áreas de alta diseminación de enfermedades o la selección de nuevas ubicaciones para centros con baja conectividad.

Dinámica observada de la enfermedad en centros de cultivo en la región de Los Lagos, por (A) semana del ciclo producctivo y (B) semana del año. Estado de la enfermedad: F: libre de enfermedad; I: infectado; R: recuperado. Fuente: Bravo y col., 2020.
Dinámica observada de la enfermedad en centros de cultivo en la región de Los Lagos, por (A) semana del ciclo producctivo y (B) semana del año. Estado de la enfermedad: F: libre de enfermedad; I: infectado; R: recuperado. Fuente: Bravo y col., 2020.

De la misma forma, también podría ser útil en el desarrollo de medidas de control de enfermedades basadas en una zona en particular y en el caso de un brote de enfermedad, los modelos también pueden ayudar en la designación de zonas de cuarentena basadas en criterios de conectividad en lugar de la distancia.

“Un modelo a escala de centros de cultivo podría ayudar a determinar el tamaño y la densidad de los centros en un área con alta conectividad, detección temprana de enfermedades y evaluación de estrategias de manejo de enfermedades como el tratamiento farmacológico o la cosecha temprana en caso de brotes de enfermedades”, detallaron los científicos.

“El conocimiento generado sobre el uso del modelo epidemiológico permitirá que la industria y las autoridades apunten mejor las estrategias de control de enfermedades para un control más efectivo de la piscirickettsiosis en el área de estudio”, concluyeron.

Lea el estudio completo titulado “Hydrodynamic connectivity, water temperature, and salinity are major drivers of piscirickettsiosis prevalence and transmission among salmonid farms in Chile” aquí.