Foto: Mowi.
Foto: Mowi.

Mowi: Demanda por salmón recuperará sus niveles anteriores a Covid-19

Noruega: El CEO de la empresa, Ivan Vindheim, afirma que, pese a la pandemia, sus operaciones funcionan casi normalmente. “Estoy orgulloso de todos los trabajadores por hacer esto posible”.

Publicado

Mowi logró un EBIT operacional de 109 millones de euros en el primer trimestre de 2020, lo que es una baja de 44,3% en comparación con los 196 millones de euros en igual período de 2019. Es que los resultados se vieron afectados por la caída de los precios, ya que Covid-19 se convirtió en una pandemia mundial con amplias medidas de bloqueo en la mayoría de los países de destino.

Mientras que la filial chilena de la salmonicultora, registró un EBIT operaciones de 16,6 millones de euros en el primer trimestre de 2020 con 13.669 toneladas producidas, lo que representa una disminución de 43,1% frente a los 29,2 millones de euros anotados en el mismo lapso de 2019, con un total de 19.810 toneladas cosechadas, por el efecto coronavirus que ha llevado a que las firmas deban congelar volúmenes relevantes de salmón a la espera de la recuperación.

"A pesar de que Covid-19 actualmente causa importantes interrupciones logísticas y de mercado, nuestras operaciones están funcionando casi a la normalidad. Al mismo tiempo, resguardamos la seguridad y el bienestar de nuestros empleados. Haremos todo lo posible para mantener las operaciones en funcionamiento sin comprometer salud y seguridad. Estoy extremadamente orgulloso de todos los trabajadores de Mowi por hacer esto posible", afirma el CEO de Mowi, Ivan Vindheim, en el reporte de la empresa ante la Bolsa de Oslo.

Mowi informó ingresos operativos de 885 millones de euros en el primer trimestre de 2020. El volumen total de cosecha en el período fue de 83 119 toneladas de salmónidos, la cual estuvo aproximadamente en línea con la guía de la compañía. La orientación para la cosecha de este año no ha cambiado de las 450 000 toneladas para el grupo, donde la filial chilena aportará con 64 mil toneladas, una pequeña caída si se compara con las 65.700 toneladas de 2019.

Ivan Vindheim, CEO de Mowi. Foto: Mowi.
Ivan Vindheim, CEO de Mowi. Foto: Mowi.

La situación global de Covid-19 impactó significativamente los flujos comerciales, la logística y la distribución durante enero-marzo 2020. El segmento de servicio de alimentos fue particularmente afectado por las medidas impuestas para contener la propagación del virus. Sin embargo, esta reducción del consumo se vio parcialmente compensada por el aumento de las ventas a través del canal minorista, de acuerdo con la salmonicultora.

"Nuestra cadena de valor integrada ha demostrado resistencia en estos tiempos difíciles, y seguimos generando productos de valor agregado en nuestras plantas de proceso. Hemos podido capitalizar las relaciones a largo plazo con los minoristas a nivel mundial y, además, vendido más a través del comercio de supermercados", indica Vindheim.

Asimismo, "hemos comenzado a ver una disminución de las medidas de cierre en algunos países y signos de una mayor demanda como resultado. Creo firmemente que la demanda de salmón se recuperará a los niveles anteriores al Covid-19 a medida que el segmento de servicio de alimentos se reabre gradualmente como resultado de esto", asegura el CEO de Mowi.

Como se indicó en la actualización comercial del 20 de abril pasado, la Junta de Mowi ha decidido posponer la decisión sobre el dividendo del primer trimestre hasta el segundo trimestre de 2020 a la luz de la mayor incertidumbre debido a la pandemia mundial de Covid-19.