Mejoras genéticas permitirán acortar ciclos en mar hasta nueve meses

Chile: Según proyecciones de AquaGen, tanto para Noruega como para Chile la genética tendrá un rol clave en las mejoras del crecimiento, ciclos en mar, mortalidades y FCR de salmones.

Publicado

Entre el 27 de noviembre y hasta el 2 de diciembre se realizó en Puerto Varas el XIV Simposio Internacional de Genética en Acuicultura (ISGA 2022).

Durante la última jornada se llevó a cabo el “día de la industria” que estuvo caracterizado por presentaciones de las diversas aplicaciones de la genética y genómica a la industria de la acuicultura, donde destacaron las de expertos de las más grandes casas genéticas a nivel mundial: AquaGen, Benchmark Genetics y Hendrix Genetics.

Las charlas comenzaron con la exposición de Matías Medina, Director of Breeding and R&D de AquaGen, quien habló sobre el poder de la genética y su contribución al crecimiento sostenible y la productividad de la salmonicultura con foco en Noruega.

En su palestra, Medina mostró el trabajo de AquaGen desde los años 80 hasta las proyecciones de la genética para el futuro. Según el experto, al continuar con la selección por marcadores y selección genómica, para el 2050 se puede alcanzar un delta GF3 de 0,06 y un coeficiente de crecimiento térmico (TGC) de incluso 6,1.

“En cuanto al TGC, si partimos de 2,8, que es en lo que estamos aproximadamente en la actualidad, y seguimos aplicando al selección por marcadores y selección genómica creemos que podemos llegar a 4,8. Incluso, si partimos donde muchos salmonicultores están ahora (3,5) podemos llegar a 5,4 e incluso 6,1”, declaró el Director of Breeding and R&D de AquaGen.

Sus mismas proyecciones indican que con el mejoramiento genético el tiempo de crecimiento en mar bajará de 15,3 meses (2019) hasta 7,2 meses para el 2050, lo que al mismo tiempo tendrá un impacto en las mortalidades, las que bajarán de un 15% (2019) hasta un 8% en el mismo periodo de tiempo.

Finalmente, el experto de AquaGen dio a conocer las proyecciones en cuando a los volúmenes de producción en Noruega. De alrededor 1,2 millones de toneladas (HOG) calculadas en 2019, con las mejoras genéticas se podrían alcanzar las 2,7 para 2050.

“¿Estamos viendo esto hoy? sí. Nuestra generación 11 de la clase anual 2015 estuvieron 13 meses en el mar y ahora en la generación 13 estamos en 9 meses en el mar con un peso promedio desde smolts de 130 gr hasta los 4 kilos y tanto”, declaro Matías Medina.

Chile

En la misma línea, Robert Deerenberg, Breeding Manager de AquaGen Chile, mostró las proyecciones productivas al 2042 con la selección genética para nuestro país.

Robert Deerenberg, Breeding Manager de AquaGen Chile. Foto: Salmonexpert.
Robert Deerenberg, Breeding Manager de AquaGen Chile. Foto: Salmonexpert.
Jean Paul Lhorente, Technical and Breeding Manager de Benchmark Genetics Chile. Foto: Salmonexpert.
Jean Paul Lhorente, Technical and Breeding Manager de Benchmark Genetics Chile. Foto: Salmonexpert.
Kasper Janssen, genetista de Hendrix Genetics Aquaculture. Foto: Salmonexpert.
Kasper Janssen, genetista de Hendrix Genetics Aquaculture. Foto: Salmonexpert.

De acuerdo a los expuesto por Deerenberg, el incremento estimado del GF3 en dos décadas será de al menos 60% lo que reducirá el tiempo de producción en un 30% asumiendo un peso de cosecha de 5 kg (8-9 meses).

En el caso de Chile las mortalidades también se reducirán por este factor, a pesar de no encontrar una correlación genética directa entre el crecimiento y la resistencia a enfermedades, el experto aseguró que se aumentará un 4% la biomasa al peso de cosecha y un 45% la ganancia de biomasa diaria.

Las diferencias también se verán en la menor cantidad de alimento que se deberá entregar debido un mejor FCRe, alrededor de 70 toneladas menos de alimento.

“Creemos que son estimaciones y proyecciones bien realistas y conservadoras. Hoy nuestras jaulas top tienen un GF3 de 3,5. También creemos que ya se debe empezar a pensar en nuevas regulaciones porque esta nueva realidad llegará muy pronto”, concluyó Robert Deerenberg.

Por su parte, Jean Paul Lhorente, Technical and Breeding Manager de Benchmark Genetics Chile, mostró algunos de los avances en la selección para múltiples rasgos que está llevando a cabo la empresa desde que comenzó sus operaciones en nuestro país.

Para las clases anuales 2017 y 2018 los científicos de Benchmark están trabajando en seleccionar los rasgos de crecimiento, maduración, resistencia a enfermedades (SRS, BKD, PRV y Caligus) y características del filete de acuerdo a lo que requiere la industria local.

Donde ya han tenido avances fue en el descubrimiento e incorporación de un QTL para el color de la carne (astaxantina). “Es un QTL que ya habíamos descubierto en poblaciones que tenemos en Noruega, está descrito en varias poblaciones y forma parte de nuestro chip el cual va a aumentando todos los años dependiendo de otros QTLs específicos que queramos incluir”, explicó Jean Paul Lhorente.

Finalmente, Kasper Janssen, genetista de Hendrix Genetics Aquaculture, mostró todo el trabajo y proceso que hubo detrás de los conocidos productos de la compañía para las regiones de Los Lagos y Aysén (Challenger) y Magallanes (Explorer), donde el estudio de la interacción genotipo-ambiente (GxE) fue clave.