Saltar al contenido principal

Buzos acuícolas proponen crear jaulas escuela para disminuir accidentabilidad

Chile: La asociación gremial Pro Buceo Chile plantea, además, que en cada centro de cultivo de salmón debería existir una pequeña cámara hiperbárica para tratamiento de estos trabajadores.

Con el fin de profesionalizar la actividad en Chile, Directemar inició un proceso de consulta pública para una propuesta de cambio del Reglamento de Buceo, donde entre otras cosas, quienes postulen a una nueva matrícula de buceo profesional, deberán hacer un curso previo y además, en las Escuelas, OTEC o CFT donde se haga el curso, también podrán efectuar la examinación, para luego sólo tramitar la matrícula en cualquier Capitanía de Puerto más cercana.

Frente a esto, Cristian Díaz, presidente de la asociación gremial de buzos, Pro Buceo Chile AG, señala a Salmonexpert que “la idea es que la capacitación no sea solamente teórica, como lo realizan las OTEC y otras entidades que se encuentran ligadas a la educación, preparando a la persona nada más que para rendir un buen examen formal y pasar esa prueba”. 

De hecho, de acuerdo con lo expuesto por el representante gremial, para lograr disminuir la tasa de accidentabilidad, “propusimos crear una jaula escuela, donde a modo de ejemplo, en un módulo de cultivo vacío se pueda capacitar a los buzos acuícolas con todos los materiales que se usan en las faenas salmonicultoras, más allá de sólo el área teórica, fortaleciendo lo práctico”.

Díaz, en tanto, manifiesta que también es importante que, a través de estas jaulas escuelas, se lleven a cabo investigaciones acerca de las enfermedades profesionales que afectan a los buzos acuícolas, “donde deberíamos alcanzar la conclusión relativa a que estas personas tienen que jubilarse antes que otros trabajadores de superficie, mediante contratos distintos a los que existen actualmente, tal como sucede en la minería chilena”.

Asimismo, el presiente de Pro Buceo Chile AG apunta que a la fecha, los primeros auxilios a estos profesionales son efectuados por paramédicos que no tienen conocimiento necesario en medicina hiperbárica, “en vez de que lo realice un instructor de buceo especializado en el tema. Incluso, en centros de cultivo de la región de Aysén, el traslado de los trabajadores del área que han presentado problemas de salud, demoran varias horas en lancha rápida, con el riesgo de que la muerte sea en camino al lugar de asistencia”. 

“Necesitamos perfeccionar el ámbito de las capacitaciones y de la salud, pero no deben ser sólo responsabilidad de los buzos, sino que también apoyar esto el Estado de Chile y los productores de salmón”, subraya el representante gremial, agregando que incluso se podrían agregar pequeñas cámaras hiperbáricas en cada centro de cultivo, lo que sería vital para los trabajadores. 

Hasta fines del año pasado, Pro Buceo Chile AG avanzaba en plantear estas propuestas al Gobierno Regional y a SalmonChile, pero principalmente por efecto de la pandemia por Covid-19, no se pudo acordar acciones concretas, lo cual Díaz espera se retome en algún momento. 

Lea también: