Saltar al contenido principal
A principios de este mes Bakkafrost anunció que cosecharía un millón de peces como medida precautoria. Ahora, se confirmó la presencia de  virus ISA.
A principios de este mes Bakkafrost anunció que cosecharía un millón de peces como medida precautoria. Ahora, se confirmó la presencia de virus ISA.

Islas Feroe: Bakkafrost, firma productora de salmón en las Islas Feroe, confirmó la presencia de virus ISA en su sitio A-73 Hvannasund Norður.

A principios de este mes, la compañía anunció que cosecharía un millón de peces -equivalentes a 2.000 toneladas- en el mismo lugar, como medida de precaución. En el sitio se aumentó la vigilancia desde julio de 2016, cuando luego de una prueba de rutina, se sospechó que había peces infectados por el virus de Anemia Infecciosa del Salmón (virus ISA).

Regin Jacobsen, director ejecutivo de Bakkafrost comentó que la compañía actuó rápidamente.
Regin Jacobsen, director ejecutivo de Bakkafrost comentó que la compañía actuó rápidamente.

El director ejecutivo de Bakkafrost, Regin Jacobsen, comentó anoche a fishfarmingexpert.com que: "La presencia del virus patógeno ha sido confirmada. Todavía no hemos visto signos de aumento de la mortalidad en los peces, y ya hemos sacado los peces que estaban bajo sospecha. Hemos reaccionado muy rápido. El sitio será cosechado por completo en las próximas tres semanas, por lo que estamos bastante seguros de que no veremos ningún brote de esta enfermedad en el sitio".

Detección temprana

Jacobsen dijo que un marcador apareció para confirmar la presencia de virus ISA en el lugar. "Hay ciertos criterios que deben ser alcanzados para confirmar la presencia de virus ISA patógeno. Como tenemos el sistema de vigilancia temprana en el lugar, lo encontramos muy temprano, antes de que se evidenciaran signos clínicos, como mortalidad temprana".

"Buen sistema"

"(La situación) también demuestra que es muy importante tener un buen sistema de vigilancia y control, porque el virus ISA es un patógeno natural en el medio ambiente, en el océano, y por mutación puede convertirse en un virus patógeno, y eso es algo que puede ocurrir en cualquier lugar".

La confirmación del virus ISA en el sitio acuícola A-73 Hvannasund Norður dará lugar ahora a un período de descanso prolongado de un mínimo de seis meses, después que se retiren todos los peces de las jaulas.