Saltar al contenido principal

Dos plantas serán primeras en procesar subproductos de salmón en Magallanes con 100% circularidad

Yoma de Circular Protein recibida en Puerto Montt. Foto: Landes.
Yoma de Circular Protein recibida en Puerto Montt. Foto: Landes.

Chile: Una filial de Pesquera Landes ha recibido decenas de currículum para trabajar en sus plantas, que comenzarán su construcción para procesar subproductos y ensilaje de salmón en Magallanes.

Circular Protein es una filial de pesquera Landes que basa su actividad en buscar recuperar los subproductos de la industria del salmón, elaborando proteínas de alto valor para la nutrición animal y vegetal. El gerente general de la empresa, Andrés Fosk, comenta a Salmonexpert que “somos la primera solución sustentable para las salmonicultoras, evitando que materias primas como ensilaje, esquelones, recortes o colas vayan a parar a vertederos sin ser aprovechadas”. 

Actualmente, la empresa opera con sus plantas de la Región del Biobío y se encuentra en proceso final de evaluación ambiental, para construir unidades de procesamiento en Magallanes, que serán las primeras de este tipo en la zona. Durante este semestre, obtendrían resolución de calificación, según el ejecutivo: “hemos avanzado en las ingenierías de detalle para que una vez logrados los permisos, podamos comenzar a licitar obras. El proyecto se encuentra emplazado en el Parque industrial Cabo Negro, a 28 kilómetros de Punta Arenas”. 

De acuerdo con el gerente general de Circular Protein, sus instalaciones contarán con dos plantas de procesamiento, que iniciarían operaciones en el transcurso del primer semestre de 2023 en la región de Magallanes: una de ellas destinada a procesar subproductos de salmón (colas, esquelones, cabezas, entre otros), con una capacidad de 150 toneladas diarias, y otra para procesar el ensilaje, con una capacidad de 66 toneladas diarias.

“Sólo en 2019, la industria salmonicultora de Magallanes cosechó más de 110 mil toneladas, de las cuales 39 mil corresponden a subproductos del salmón de alto valor nutricional que no fueron aprovechados en la zona, pero además de aportar una solución sanitaria amigable con el medio ambiente -y certeza productiva a la industria salmonicultora-, me gustaría destacar el aporte para la región. Y no sólo en materia de empleos, sino que también a través de un innovador proyecto para fabricar fertilizantes y recuperadores de suelo a partir de estas proteínas. Un producto que podrá ser utilizado en los campos y praderas de la región de Magallanes. Actualmente, estamos estudiando su comportamiento en la región del Biobío con diversos cultivos”, detalló Fosk.

Gerente general de Circular Protein, Andrés Fosk. Foto: Landes.
Gerente general de Circular Protein, Andrés Fosk. Foto: Landes.

Asimismo, el ejecutivo dio a conocer que “nuestras instalaciones son las primeras desarrolladas bajo el concepto de economía circular, las plantas operarán con gas y energía eólica, alimentada por el Parque Eólico de Cabo Negro. Además, contaremos con la única planta en la región de Magallanes para procesar ensilaje. Ésta será la segunda planta de Landes dedicada a esta operación: en Talcahuano ya fabricamos harina, aceite e hidrolizados de salmón hace más de un año y de otras fuentes hace décadas”.

“La comunidad salmonicultora magallánica está feliz con nuestra llegada, lo que nos tiene muy contentos y motivados. Hemos recibido decenas de currículum de gente que quiere trabajar con nosotros. Hemos avanzado con productores de la industria en el desarrollo de acuerdos comerciales pensando en el inicio de operación en Punta Arenas, pero también queremos ser un aporte para las comunidades y estamos abiertos a trabajar con institutos y universidades, no sólo generando investigación sino que también nuevos proyectos que se enmarquen en nuestra estrategia de circularidad”, apuntó Fosk.

El equipo de Circular Protein es liderado por Andrés Fosk y formado por Rafael Ortega, gerente de Operaciones; Luis Alberto Benavente a cargo de la ingeniería; Carlos Cárdenas, encargado de la logística. Además, la compañía cuenta con el apoyo de la bióloga marina con amplia experiencia en el sector acuícola Paola Schnettler, de la empresa Ecosistema, quien está coordinando los estudios de la Declaración de Impacto Ambiental de las plantas magallánicas. 

“En el desarrollo de este proyecto está todo el respaldo de nuestro directorio en Landes y el equipo de Talcahuano. Es un equipo grande donde hemos ido incorporando todas las mejores prácticas y tecnologías disponibles en el diseño de las plantas”, destacó Fosk.

Lea también: