Saltar al contenido principal

Economía Circular en acuicultura: el rol de Corfo apostando por la asociatividad

Omar Muñoz Sierra, Director Regional Corfo Aysén. Foto: Corfo Aysén.
Omar Muñoz Sierra, Director Regional Corfo Aysén. Foto: Corfo Aysén.

*Columna de opinión para Salmonexpert de Omar Muñoz Sierra, Director Regional Corfo Aysén. 

Qué duda cabe que la Industria acuícola es de suma importancia para la zona sur austral de Chile, que tantos actores privados, la academia y los servicios públicos debemos aportar para que esta industria crezca y siga consolidándose en el territorio, con su inmenso aporte al desarrollo económico y social. Pero ¿y el medio ambiente?, ¿y los impactos que esta industria produce? Por supuesto que esto no es menos importante, por ello necesitamos de una Industria Acuícola sólida pero sostenible. 

Y es que la Región de Aysén y sus ecosistemas prístinos y el cambio climático nos obligan a impulsar aceleradamente el desarrollo de economías sostenibles y que, a la vez, sean más resilientes.

Por sostenible nos referimos especialmente a las características del desarrollo que aseguren las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones. Temas como la Economía Circular, Energías Limpias y Gestión de Recursos Naturales son ejes de la estrategia de Corfo, son claves para abordar el desafío de transformar modelos de negocios circulares en las empresas del país.

Por esta razón es motivante cuando las empresas locales, en un territorio tan complejo como es el litoral de Aysén, se preocupan, preparan y comprometen con el aporte a la sostenibilidad ambiental de la Industria acuícola. Les quiero presentar el proyecto “Sistema de trituración de plástico a bordo de embarcación para valorizar residuos”, una iniciativa postulada a Corfo por Pesquera Aysén, en asociación con Reciclajes Martino y Citecma, que busca que las empresas provean soluciones innovadoras a problemas productivos mediante el trabajo asociativo.

En esta iniciativa vemos de manera concreta cómo el trabajo colaborativo permite generar una relación virtuosa en torno a la economía circular con resultados positivos en lo económico, social y medioambiental. Y es que tenemos el convencimiento que el trabajo que estamos realizando con las empresas proveedoras de servicios acuícolas, a través de nuestro Programa Integrado de Fiordos y Canales, permitirá junto a otras importantes iniciativas que se están ejecutando, aportar desde la economía circular a la sostenibilidad de la industria.

Hoy vemos cómo esta empresa formada por una familia de pescadores artesanales, que inicialmente y con el apoyo de Salmonchile se atrevieron a emprender en el rubro de limpieza de playas, han sido capaces de crecer y proyectarse, y dar empleo a otras familias de pescadores artesanales, que están al igual que ellos, incorporando tecnología y desarrollando un modelo logístico que les permite mejorar y optimizar sus procesos. 

Con el tiempo han sido otros los que también han creído en ellos, como por ejemplo Michel Compagnon, gerente comercial de Comberplast, y de la iniciativa “Atando Cabos” quienes recibirán en Santiago el material que recoge Pesquera Aysén y lo transformarán en nuevos productos que vuelven a la economía. Multi X es otra empresa con quienes ha iniciado un trabajo coordinado, dando mayor pertinencia a la misión de hacerse cargo de los desechos que genera la industria colaborando incluso más allá de los pasivos ambientales que le corresponden a ella.

Si bien existe una normativa que obliga a las empresas productoras a hacerse cargo de estos desechos, Multi X plantea ir un paso más allá, colaborando también con el desarrollo y el empleo local.

Sus proyecciones, como las de Corfo a través del PTI Canales y Fiordos de Aysén, apuntan a que se pueda establecer una industria del reciclaje en nuestra región, que avancemos a la reducción de desechos y seamos capaces de transformar estos desechos en nuevos productos, que esta transformación se produzca desde el diseño y concepción de los productos y que esto se replique en otras industrias.

Trazar acciones que nos permitan transitar hacia modelos sostenibles es tarea de todos. Lo hacemos favoreciendo a las empresas que contribuyan a un desarrollo en armonía con el medio ambiente, puesto que ellas son fundamentales para alcanzar una sociedad más resiliente, para mitigar los efectos negativos de la producción y del cambio climático. 

Avanzar hacia una Economía Circular, ¿es un camino de corto aliento? Sin duda que no, pero vemos con entusiasmo que muchas empresas locales estén pensando el desarrollo y la sostenibilidad de la misma manera y ejecutando acciones concretas para que esto ocurra, dado que ello no tan sólo implica un costo para la empresa, sino también significa un impacto positivo que se traduce en disminuir los efectos negativos sobre el medio ambiente, reducir los costos de producción, potenciar la innovación, aumentar el prestigio de las empresas y generar mayor competitividad futura.