Saltar al contenido principal

“El aumento del tamaño de embarcaciones elevará la competitividad acuícola”

Foto: Arasemar.
Foto: Arasemar.

Chile: La Ley de Navegación mide los barcos menores en Tonelaje de Registro Grueso y el reglamento, en Arqueo Bruto. Esto debe corregirse, para seguridad de los tripulantes, afirman desde la Universidad Austral de Chile.

Recientemente, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó definitivamente el proyecto que define las embarcaciones pesqueras artesanales que prestan servicios a la acuicultura nacional y sus condiciones de habitabilidad, en la búsqueda del bienestar de la dotación, donde hasta ahora dichos espacios se encontraban en la cubierta superior de la nave, entregando malas condiciones a sus tripulantes.

Pero existe un tema pendiente aún: el aumento del tamaño de las embarcaciones acuícolas, lo cual es solicitado por varios sectores de la marina mercante local. Al respecto, Claudio Troncoso, profesor adjunto del Instituto de Ciencias Navales y Marítimas de la Universidad Austral de Chile, detalla a Salmonexpert los cambios que han planteado para tal efecto en el Congreso. 

¿Cuál es su opinión sobre el planteamiento de Arasemar, donde para disminuir el riesgo de accidentes, se afirma que se debe restituir el tamaño original de las embarcaciones acuícolas menores al concepto mundial de 24 metros de eslora y hasta 50 TRG (Tonelaje de Registro Grueso) o 125 AB (Arqueo Bruto)?
Las embarcaciones que prestan servicios a la acuicultura realizan múltiples trabajos, asociadas al transporte de peces, suministros, manejo de redes e instalaciones de las balsas jaulas y líneas de fondeo, entre otras. 

Si bien todas las actividades involucran riesgos, en el último año, embarcaciones que realizaban instalación de líneas de fondeo de las balsas jaulas resultaron siniestradas, debido a diversos factores, entre ellos la mayor exigencia de capacidad en el manejo de carga asociado al movimiento de anclajes por gravedad (bloques de hormigón). Un aumento del tamaño de las embarcaciones que realizan esta actividad permitirá tener mayor seguridad, siempre que se cumpla con todas las exigencias de seguridad necesarias y exigidas por la Autoridad Marítima.

Claudio Troncoso, profesor adjunto del Instituto de Ciencias Navales y Marítimas de la Universidad Austral de Chile.
Claudio Troncoso, profesor adjunto del Instituto de Ciencias Navales y Marítimas de la Universidad Austral de Chile.

¿Cómo incide el factor anterior en la competitividad del sector naviero y en el bienestar de sus trabajadores?
El aumento del tamaño de las embarcaciones que prestan servicio a la acuicultura permitirá elevar la competitividad de la acuicultura, siempre que los diseños de las embarcaciones sean ejecutados por ingenieros navales, que apliquen metodologías de diseño que permitan aumentar la eficiencia de las naves considerando todos los factores necesarios y sean construidas por astilleros que aseguren la calidad. 

Además, es importante que los diseños incluyan las innovaciones en los distintos componentes para aumentar la seguridad de las naves su eficiencia energética y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero producto de uso de combustibles fósiles. 

Respecto del bienestar de los tripulantes y operarios es importante exigir a los ingenieros y armadores se consideren estándares mínimos respecto a los espacios necesarios y su equipamiento, esto se debe asegurar mediante reglamentación clara. Sin dudas, la Autoridad Marítima está en condiciones de trabajar este tema.

Posición de Directemar

Desde Directemar comentan a Salmonexpert que, a partir del año 2001, “el Estado de Chile adoptó para todas las naves el sistema de medida establecido internacionalmente por la Organización Marítima Internacional. En este sentido, el tema del aumento del tamaño de las embarcaciones menores no está en manos de la Autoridad Marítima, y tal como fue expresado en la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura del Senado el 8 de mayo de 2019, nuestra posición ha sido de apoyar el aumento del límite de nave menor y la cual ya fue expresada formalmente el año 2014 en las instancias que corresponde”.

¿Cómo podrían disminuir los accidentes de embarcaciones en centros de cultivo de salmón?
Las cifras de accidentes en el último año son significativas, se debe buscar disminuirlas e idealmente, evitar ocurran accidentes. Para evitarlos, se requiere que todos los participantes del sector tengan como objetivo aumentar la seguridad de las naves, desde crear el marco regulatorio, elaborar proyectos de embarcaciones que tengan entre sus requerimientos la seguridad y educar a los tripulantes para que realicen prácticas que aumenten la seguridad de la operación. Aquí es muy importante el compromiso de todos los actores. 

¿Cuáles son los cambios que deberían aplicarse a la actual Ley de Navegación?
Siempre es importante verificar las leyes para que se adapten a los cambios culturales y tecnológicos. Actualmente, se debe verificar la conexión entre la Ley de Navegación y el reglamento de arqueo, específicamente respecto a lo indicado en el artículo 4 de la Ley de Navegación, donde se clasifican las naves en mercantes y especiales, y respecto de su tamaño en mayores y menores. Aquí es importante utilizar la misma forma de medida para esta clasificación, pues la actual Ley de Navegación las mide en TRG (Tonelaje de Registro Grueso) y el reglamento en AB (Arqueo Bruto), con lo que eso se debe corregir.

Lea también: