Saltar al contenido principal
Barco RAM RAPER. Foto: Smir.
Barco RAM RAPER. Foto: Smir.

Chile: La empresa pondrá a trabajar su sistema de eliminación de Caligus, con costos hasta 50% menores que el peróxido de hidrógeno, en un remolcador de 53 metros de eslora y 12 metros de manga.

La revolución sustentable de Hydrolicer de Smir en la eliminación de Caligus es una realidad que, de acuerdo con la empresa, está teniendo gran aceptación y genera elevado interés en la industria chilena del salmón, dado que utiliza solamente agua de mar para quitar y separar los parásitos de los peces, depositándolos junto a sus huevos en un bins y devolviendo el agua filtrada al mar. 

En ese sentido, Smir alcanzó un acuerdo con la compañía Servicios Marítimos Altamar, para poder operar su Hydrolicer en el remolcador Ram Raper de 53 metros de eslora y 12 metros de manga, que se modificaría para tal efecto. El barco tiene espacio para montar hasta seis líneas para el funcionamiento del sistema de tratamiento antiparasitario (210/240 toneladas de peces por hora).

Inicialmente, el remolcador se podría equipar con cuatro líneas Hydrolicer con capacidad para 140/160 toneladas de peces por hora. Smir, de este modo, traería a sus técnicos de Noruega para implementar esta nave y a sus jefes de operaciones para capacitar al personal en Chile, manifiesta a Salmonexpert el gerente de la empresa a nivel nacional, Ricardo Moraleda. 

Con todo, para Hydrolicer sólo se requiere un jefe de operaciones y dos asistentes en cubierta para coordinar maniobras y muestreos. El tiempo de implementación de la nave es de 27-30 semanas. Los números indican que los ahorros para la industria del salmón serían muy importantes. “Creemos poder tener costos por jaula hasta 50% menores que lo que hoy cuesta un baño tradicional con peróxido de hidrógeno”, afirma Patricio Bram, gerente de Servicios Marítimos Altamar. 

Asimismo, Bram comenta que están en la búsqueda de un contrato de arriendo con el servicio Hydrolicer para poder ejecutar proyecto. En este momento, disponen de la nave 100% lista para ingresar al astillero y ser preparada con la implementación de los equipos, los cuales demoran unas 30 semanas en ser integrados ya que son fabricados en Noruega a medida para cada barco.

Ricardo Moraleda, gerente de Smir Chile. Foto: Salmonexpert.
Ricardo Moraleda, gerente de Smir Chile. Foto: Salmonexpert.

“El principal objetivo de Smir es el bienestar de los salmones, por eso Hydrolicer se ha mantenido mejorando sus procesos constantemente. Hoy en su versión N6 trabaja con menos presión, no daña los peces y su eficiencia -medida en Escocia- puede llegar a 99% con promedios superiores a 95%, además de no utilizar químicos ni agua caliente ni dulce”, asegura Moraleda. 

El gerente de Smir en Chile también indica que la operación de Hydrolicer sería inicialmente con jefes de operaciones de Smir Noruega y continuará con personal de Smir a nivel local para garantizar los buenos resultados que se han tenido en hemisferio norte y capacitar correctamente a personal en el país. Para mayor información, contactar moraleda@smir.no

Lea también: