Skip to main content

“Es un hecho lamentable, bastante inédito y esperamos que las acciones tomadas por la empresa den buenos resultados”

Arturo Clément, presidente de Salmonchile. Foto: Loreto Appel, Salmonexpert.
Arturo Clément, presidente de Salmonchile. Foto: Loreto Appel, Salmonexpert.

Chile: Pese a que la compañía afectada por el temporal no pertenece a la asociación gremial, Arturo Clement, presidente de Salmonchile, calificó el accidente como un hecho excepcional y destacó el trabajo de recaptura de peces tanto con embarcaciones wellboats como con la ayuda de pescadores artesanales del sector.

“Es un hecho lamentable, bastante inédito para la industria y esperamos que las acciones tomadas por la empresa afectada den buenos resultados. Obviamente estamos preocupados y en permanente comunicación con la autoridad y la compañía para conocer los detalles de este accidente, así como de la recuperación de peces¨, explicó a través de unj comunicado de prensa, Arturo Clément, presidente de Salmonchile AG.

Es importante recalcar que el centro de cultivo afectado, Punta Redonda, ubicado en Isla Huar, sufrió daños estructurales producto de un evento meteorológico que se presentó con ímpetu, con olas de gran magnitud y fuertes vientos (Puelche), golpeando las instalaciones hasta romperlas.

Según le fue informado a Salmonchile, la compañía afectada activó un plan de contingencia para mitigar el impacto que puede tener el escape de peces y, a la vez, las acciones necesarias para recapturar a los salmones junto a pescadores artesanales de Calbuco, Isla Huar y Puerto Montt, además de wellboats. 

“La empresa ha actuado rápido y con el apoyo de dos wellboats y de varias embarcaciones de pescadores artesanales, donde ha recapturado más de 250 mil peces (vivos) y recuperando más de 30 mil peces (mortalidad). Y según se nos ha informado, el plan de recuperación durará 30 días y esperamos que tenga buenos resultados”, explicó Clément.

De acuerdo con cifras del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, el número de peces que se escapan anualmente es bajo, menor al 1% del total de peces cultivados. Al considerar esas estadísticas oficiales, se puede concluir que el caso que afectó a esta compañía es excepcional y puntual.

Clement concluyó que “las principales causas de escape de peces son los ataques de lobos a los centros de cultivo; condiciones climáticas adversas; y el robo de salmones desde las jaulas, las que son destruidas por delincuentes”, recalcó, agregando que “para evitar escapes por causas asociadas a la operación de los centros, las empresas siguen estrictos protocolos de planificación para evitar estos eventos y la evidencia muestra que en la gran mayoría de los casos estos protocolos son efectivos, dado el bajo número de escapes que se presentan año a año”.