Saltar al contenido principal

“La salmonicultura no estudia los nutrientes que aporta en los fiordos”

Superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal de la Maza. Foto: SMA.
Superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal de la Maza. Foto: SMA.

Chile: El superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal de la Maza, afirma que se debe avanzar con más decisión en establecer límites seguros de producción, para bajar la intensidad de las FAN.

En una exposición realizada en el Senado, el superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal de la Maza, puso sobre la mesa un tema discutido por años en la industria: analizar la concentración de la producción salmonicultora, “donde en algunas zonas no sería la adecuada y otorgaría las condiciones para eventos de floraciones algales nocivas (FAN) por aportes de nutrientes al medio marino”. Ligado a esto, recalcó en el Congreso que debe revisarse la capacidad de carga por centro de cultivo.

Al respecto, la Autoridad Ambiental indicó a Salmonexpert que, hoy, “la salmonicultura no estudia los nutrientes que aporta en los fiordos, y se debe entender que estos son cuerpos de agua donde la recirculación es bastante baja, con un recambio lento”. A lo que se agrega que con el fenómeno del cambio climático, “las FAN serán más intensas y frecuentes, provocando más emergencias”. 

Como contexto, el superintendente señaló que “es importante entender que para que ocurra un bloom de algas, hay un componente climático importante, con períodos de baja cantidad de lluvias y un disminuido aporte de cuerpos de agua superficiales a los fiordos, lo que se suma a condiciones de radiación solar y temperatura más alta que lo común en la superficie de los fiordos”. 

Pero más allá de lo anterior, según de la Maza, “lo que se demostró en la contingencia FAN del año 2016, es que se genera una mezcla completa en la columna de agua, llevando a que la condición predominante sea aguas salinas. Un fiordo es un estuario, donde conviven dos condiciones químicas del agua: una con más proporción de agua dulce, y otra, con más proporción de agua salada”. 

“Cuando se generan estos eventos climáticos, la condición de agua salada es la predominante, lo cual hace que los nutrientes que se encuentran en el fondo marino emerjan hasta la superficie. De este modo, lo importante es saber cuánta es la carga de nutrientes en un fiordo específico y cuál es su capacidad máxima, para evitar bloom de algas”, apuntó el titular de la SMA.

Y aunque existen otros factores implicados, la Autoridad Ambiental aseguró que uno de los aportes directos de nutrientes a los fiordos “es sin duda de la salmonicultura. Por eso, determinar capacidad de carga es un trabajo de largo plazo”.

Se debe avanzar con mayor decisión en establecer límites seguros que permitan disminuir la intensidad de las FAN”. 

Cristóbal de la Maza.

En ese sentido, el superintendente recordó que una experiencia exitosa, es la del virus ISA, donde después de la crisis del 2007, se desarrollaron límites seguros para evitar la enfermedad. Para tal efecto, “necesitamos mejor información disponible para los tomadores de decisión, con el fin de avanzar a una mayor regulación del sector salmonicultor, en general. Se requieren análisis técnicos de FAN, en plazos prudentes, no se puede esperar una década más”. 

¿Ayuda en este proceso que para aumentar la biomasa en centros de salmón, se exigen Estudios de Impacto Ambiental y no sólo una Declaración? De la Maza admitió que ello no se justifica para todos los sitios de cultivo: “se debe determinar zonas de mayor riesgo por bloom de algas y condiciones climáticas extremas, de esta manera, se tendrá claridad respecto a qué operaciones de la industria solicitar más elementos técnicos”.

Lea también: