Saltar al contenido principal
Jefe de ingeniería de la División Acuicultura de Inchalam, Álvaro Saavedra; Gonzalo Cea, gerente División Acuicultura y Enzo Chiguay, asistente de Operaciones. Foto: Karla Faundez, Salmonexpert.
Jefe de ingeniería de la División Acuicultura de Inchalam, Álvaro Saavedra; Gonzalo Cea, gerente División Acuicultura y Enzo Chiguay, asistente de Operaciones. Foto: Karla Faundez, Salmonexpert.

Chile: La división de acuicultura de la compañía ha desarrollado, dentro de sus últimas innovaciones, una red que sirve para cultivar el ciclo completo del salmón, además de ser antilobera.

Inchalam es una empresa constituida por socios chilenos y belgas, formando parte del Grupo Bekaert y su enfoque es la aplicación de alambres y distintos tipos de revestimientos para múltiples industrias a nivel global, incluida ahora también la acuicultura.

Inchalam abrió su División de Acuicultura hace ocho años atrás, con oficinas en la ciudad de Puerto Varas, siendo su gerente Gonzalo Cea. Esta división produce soluciones de redes metálicas para la acuicultura, como redes para centros de cultivo, centros de acopio y cosecha y cercos perimetrales de seguridad anti-predadores. La planta de fabricación de materias primas y redes, en tanto, se encuentra en la ciudad de Talcahuano.

De acuerdo con lo explicado por Cea, estas soluciones son adecuadas para entornos offshore/alta energía, e inshore, cuya tecnología está siendo utilizando en acuicultura a nivel mundial, para distintas especies tales como: salmón, tilapia, barramundi, dorada, lubina, cobia, seriola y mero.

Industria local

Actualmente, en la empresa tienen a disposición en el mercado redes para cultivo de peces, anti-predadoras y cercos perimetrales superficiales de seguridad, lo que limita los ataques de lobos por superficie y eventualmente el libre acceso de personas.

Para el caso de Chile, dentro de las últimas innovaciones que ha desarrollado la compañía se cuenta una solución “que es una sola red para cultivar el ciclo completo del salmón, incluyendo el que sea antilobera. Entonces, tenemos una misma red que recibe los smolts, se realiza la engorda hasta la cosecha y es siempre lobera, apuntando a disminuir costos de producción y operacionales”, explica Cea.

Según el ejecutivo, la idea es ir simplificando la operación y la producción, ya que, dado su alta resistencia, “da seguridad a la biomasa evitando escapes, entrega a los peces un ambiente de cultivo amigable (wellfare), con menor densidad real por baja deformación de la red por corrientes y mayor oxigenación, y siempre amigable con el medio ambiente, al presentar una menor huella de carbono, además de protección predadora efectiva sin dañar, evitando a su vez escapes de peces”.

“Nuestras soluciones las hemos ido trabajando en conjunto con los clientes y esta tecnología disruptiva se encuentra en permanente desarrollo, perfeccionamiento y ajuste a las distintas realidades y culturas de trabajo de las empresas, mostrando buenos resultados. Nuestros clientes son el centro de nuestro trabajo”, puntualiza Cea.

Por último, el gerente de la división Acuicultura de Inchalam, comenta que se está trabajando en un modelo de negocio amplio, al ir integrando servicios de instalación y operación de estas soluciones, incluso desarrollando diseños que permiten operacionalizar la red para efectos de baños de Caligus/sanitarios en general y retiro de éstas entre ciclos de cultivo.

Lea también: