Saltar al contenido principal

Los desafíos ante la creciente prevalencia de síndrome ictérico en salmón coho

Chile: El gerente Técnico de Salmones Aysén, David Garrido, afirma que no se ha logrado determinar en forma clara el agente causa de ictericia en salmón coho, por lo que es difícil su control.

Tomando en cuenta el síndrome ictérico, es la principal causa de mortalidad en salmón coho, con el 50,9% de las muertes de peces durante 2020, en base a información de Sernapesca, aumentando 5% su incidencia en la especie. Aunque no es considerada enfermedad emergente por la Autoridad, sí existe el debate científico sobre integrarla, según reportaje publicado en la última edición de revista Salmonexpert.

Al respecto, el gerente Técnico de Salmones Aysén, David Garrido, da a conocer que “efectivamente vimos mayor prevalencia de esta patología. Creemos que una de las causas puede estar asociada al mayor y más rápido crecimiento que hemos logrado en nuestros peces y que vemos puede estar relacionado a la intensidad de este cuadro. También pudimos determinar que el factor estrés juega un rol fundamental en acelerar la aparición del síndrome ictérico y su intensidad. Sin embargo, aún nos encontramos investigando el motivo del aumento de esta causalidad”.

“Chile prácticamente es el único país que produce salmón coho, por lo que es acá donde debemos desarrollar investigación. Todavía se discute la etiología de ictericia, muchos autores relacionan la signología a un origen multifactorial o se asocia a diversas patologías como el síndrome ictérico del salmón coho (SISC) y la inflamación del músculo esquelético y cardiaco (HSMI). Como no hemos podido determinar de forma clara el agente causal, ha sido difícil poder establecer las herramientas sanitarias y productivas para su control, sobre todo la posibilidad de adelantarnos a eventos que pueden resultar en mayores mortalidades”, admite el médico veterinario.

De todos modos, Garrido informa que “hemos podido detectar cambios en la química sanguínea, estas alteraciones nos están dando luces del objetivo que mencionaba antes: poder adelantarnos al problema y tomar medidas oportunas contra el síndrome ictérico. También hemos visto que existe una alteración del hematocrito de los peces, que se ve alterado a la baja, lo que nos indica que los peces cursan un cuadro anémico (una reducción de la masa total de eritrocitos)”. 

“Las empresas proveedoras de alimento y los laboratorios han sido socios estratégicos para poder avanzar en estos hallazgos, que nos están acercando cada vez más a poder identificar factores predictores. También hemos visto que el estrés juega un rol fundamental, por lo que debemos poner especial atención a manejos, parámetros medioambientales y la presencia de predadores en los centros de cultivo ya que la suma de ellos fomenta la aparición de este cuadro de ictericia, situación ya conocida y descrita para otra patologías”, plantea el gerente Técnico de Salmones Aysén.

Por el momento, existen herramientas prácticas como el ayuno o la baja en el ritmo de alimentación, que ayudan a controlar cuadros incipientes de ictericia en peces. Luego, explica el ejecutivo, “tenemos dietas funcionales que proveen empresas de alimentos, otorgando vitaminas, minerales, y otros nutrientes que buscar fortalecer el sistema inmune, modular la inflamación, apoyar la recuperación del hematocrito y proteger el hígado. La protección del sistema inmune es muy importante ya que hemos asociado cuadros de SRS posteriores a cuadros de ictericia”.

Ante todo esto, “se debe promover mayor investigación en áreas como la nutrición, que juega un rol fundamental para poder prestar soporte al pez al momento de cursar con el cuadro de ictericia o evitar su aparición. También en el ámbito sanitario, es relevante poder determinar qué factores son los que favorecen la presentación del cuadro”, . 

“El objetivo principal debe ser predecir la intensidad para así adoptar medidas anticipadas y evitar pérdidas innecesarias. La genética también puede jugar un rol al identificar familias de peces que no presentan esta enfermedad, sin embargo, aún no se han desarrollado familias resistentes a esta patología ya que enfermedades como SRS o BKD han copado la investigación”, indica Garrido.

Para leer todo el reportaje sobre enfermedades emergentes en la salmonicultura chilena, haga click aquí.

Lea también: