Saltar al contenido principal

“El movimiento de productos ha tenido que adaptarse a los vaivenes del mercado”

Rodrigo Sinn, el gerente Comercial & Marketing de Skretting Chile. Foto: Skretting Chile
Rodrigo Sinn, el gerente Comercial & Marketing de Skretting Chile. Foto: Skretting Chile

Chile: Desde Skretting ahondan en los desafíos generados para el sector producto de la pandemia por covid-19. 

No han sido años fáciles para la salmonicultura, especialmente para empresas ligadas al rubro que se han visto en la misión de mejorar su logística y optimizar la comunicación, en un escenario donde lo digital traspasó las barreras laborales y los presencial se realiza en la medida de lo posible.

En ese contexto es que el gerente Comercial & Marketing de Skretting Chile, Rodrigo Sinn, conversó con Salmonexpert sobre los nuevos estándares de la compañía, la transformación digital y las ventajas de una asesoría que hoy consideran más ágil y eficiente que antes.

¿Cómo ha sido el movimiento de producción de alimentos para salmónidos en Chile el pasado semestre?

El movimiento de materias primas y la distribución de producto terminado durante la pandemia, en general, han tenido que adaptarse a los vaivenes del mercado y a las condiciones y requerimientos de cada país. Esto no es nada nuevo, pero obviamente en un contexto de pandemia y crisis sanitaria, las dificultades y estándares de seguridad aumentan.

Afortunadamente, a nivel de abastecimiento y producción, en Skretting no hemos tenido grandes dificultades y nos hemos mantenido trabajando de manera sinérgica entre las áreas ligadas a la producción y venta de producto.

¿Cómo ha afectado la pandemia a la producción de alimentos?

El 2020 fue un año muy desafiante para nosotros como productores de alimentos, para nuestros proveedores, clientes y para la industria en general. Una de nuestras mayores preocupaciones fue mantener la operación con un primer y fuerte foco en la salud y el bienestar de las personas, manteniendo al mismo tiempo nuestras operaciones estables y sin cierres de fábrica, algo que hemos logrado con éxito.

De todas maneras, detrás de nuestro quehacer como productores de alimento existen una serie de actividades complementarias que son parte del negocio, que tienen relación con la logística, con el recurso humano, las compras, etc.  El movimiento de insumos y materiales, la compra de materias primas y los traslados terrestres y marítimos también se vieron desafiados, y para nosotros, como parte de una cadena completa, fueron actividades donde tuvimos que enfocar nuestros esfuerzos para cumplir con nuestra promesa de valor comprometida con todos nuestros clientes.

¿Cuáles son los principales desafíos en relación a la materia prima en pandemia en nuestro país?

La disponibilidad y el movimiento de materias primas para la elaboración de nuestros productos se vieron desafiados, pero estábamos bastante preparados para enfrentar con cierta flexibilidad este nuevo escenario. Nuestro equipo de Compras, el área Comercial, Producción y Logística trabajan de manera coordinada, manteniendo una comunicación constante y un flujo que nos permite levantar alertas y evaluar acciones de manera anticipada.

Por otra parte, existen lineamientos desde nuestra casa matriz, y en el caso de compras, estamos trabajando a nivel global, lo que nos permite lograr mejores contratos y más estabilidad.

¿Cómo ha sido la comunicación entre Skretting Chile y empresas productoras de salmónidos?

Las comunicaciones tomaron un rol central, pero cambiaron de forma y debieron adaptarse al nuevo escenario. La pandemia modificó la forma en que nuestro equipo de asistentes técnicos abordó los desafíos de los clientes sin tener la posibilidad de ir a terreno como antes. Frente a esto, puedo decir que nuestra compañía estaba bien preparada para enfrentar el desafío de la digitalización, gracias al apoyo y trabajo que se viene haciendo hace ya un tiempo, en línea con los estándares que nos pide Nutreco, que nos han permitido implementar nuevas formas de hacer las cosas. Gracias a esto, pudimos trasladar parte de nuestra asistencia a un ambiente digital, algo que sin duda vamos a mantener como parte de lo que hacemos a nivel de acompañamiento, ofreciendo una asesoría más ágil y muchas veces más eficiente.