Saltar al contenido principal
Odd-Arne Kristengård es el nuevo CEO de Maritech. Imagen: Maritech.
Odd-Arne Kristengård es el nuevo CEO de Maritech. Imagen: Maritech.

Chile: Desde la empresa de tecnología estiman que hacer negocios en una cadena de valor cada vez más digitalizada requiere que las empresas preparen un arsenal de herramientas de Tecnologías de la Información (TI).

Durante los primeros días del mes, Maritech anunció la renuncia de Janne T. Morstøl, dando paso a la designación de Odd-Arne Kristengård como CEO de la compañía noruega que desarrolla soluciones de software para la industria de alimentos del mar.

Kristengård lleva nueve años en la empresa y los últimos seis, se ha desempeñado como director de Operaciones (COO). En conversación con Salmonexpert, el nuevo líder de Maritech ahondó en sus planes para Chile, donde cuentan con nuevas oficinas desde noviembre de 2019.

El ejecutivo describe que en el país se encontraron con un mercado altamente integrado en sus operaciones, “pero con potencial para mejoras relacionadas con la gestión de la información y los procesos de toma de decisiones basados ​​en datos”.

“La cadena de valor de productos del mar es altamente compleja, requiere herramientas digitales específicas de la industria para cumplir con directivas de trazabilidad cada vez más estrictas, y para lograr los aumentos de eficiencia que exige la cadena de suministro de productos del mar de hoy”, dice.

Tecnología de la Información (TI)

Kristengård  estima que a medida que las empresas de producción y distribución de productos del mar se esfuerzan por competir en un sector cada vez más digitalizado, preparar su arsenal de TI se ha convertido en un requisito crítico para la realización de nuevos modelos y procesos de negocios.

“Como una de las pocas empresas de TI cuyo negocio principal es el software de productos del mar y con un equipo de larga data, cuya experiencia es tanto en tecnología como en productos del mar, nuestra gente y soluciones pueden aportar un valor sustancial, aumentando las ganancias y la productividad en una amplia variedad de procesos”, establece.

Teníamos algunas suposiciones sobre el mercado chileno antes de llegar. Fue seleccionado como un mercado con alto potencial por varias razones, y esos criterios se han cumplido”.

Odd-Arne Kristengård.

Covid-19

Ante la pandemia por covid-19 y el funcionamiento de la industria acuícola, Kristengård establece que tiene una mirada positiva sobre la resistencia mostrada por el sector de productos del mar.

“Estamos muy seguros de que esta crisis nos traerá un mercado más fuerte como resultado. Hemos visto a la industria unirse en un espíritu de colaboración y apoyo que generará muchos efectos positivos y duraderos mucho después que el virus desaparezca”.

“Descubrimos que tanto las empresas en Chile como las autoridades están enfocadas en la digitalización y tienen una gran necesidad de soporte del sistema asociados a la producción y el flujo de bienes, y el manejo de documentos y certificaciones. Esta imagen se ajusta a la cartera de productos de Maritech y nuestra perspectiva estratégica sobre cómo avanzar”, añade el representante de la compañía.

Desafíos

Para el ejecutivo, “la transferencia de tecnología ha permitido a Chile construir una industria salmonicultora competitiva e innovadora a nivel mundial en las últimas décadas. El desafío ahora es avanzar hacia un entorno más completamente integrado, internamente dentro de las empresas y externamente con socios gubernamentales”.

En Maritech perciben varias oportunidades de integración, internamente en los procesos de colaboración digital, y también externamente mediante la conexión a sistemas gubernamentales que requieren información en línea para, por ejemplo, monitorear el proceso de exportación.

La digitalización es más que solo registros electrónicos, se trata de crear nuevas posibilidades para que una empresa analice, colabore y crezca. Para hacer negocios en una cadena de valor cada vez más digitalizada, la interconectividad es crucial, ya sean dispositivos, operaciones internas o socios externos”. 

Odd-Arne Kristengård.

“Actualmente, los principales actores de la industria salmonicultora chilena operan cubriendo más o menos toda la cadena de valor. Integrado verticalmente desde la reproducción y el desove hasta la distribución y venta. Un desafío de nuestro lado, es visualizar y posicionar nuestros productos como los mejores productos para ciertos pasos de esta cadena”, expresa Kristengård.

Desde la empresa establecen que, con integraciones a los proveedores líderes del mercado en la cadena, el software SAP parece ser el principal sistema ERP en uso.

“Nuestro trabajo será mostrar el beneficio de ejecutar nuestros sistemas como el que maneja las transacciones relacionadas con el pescado, el seguimiento y localización, el inventario y el análisis profundo y al mismo tiempo respalda el uso de SAP como el sistema financiero integrado”, finaliza.

Lea también: