Skip to main content

“Los individuos escapados de salmón Atlántico no logran establecer poblaciones”

Centro Punta Redonda. Foto: MOWI Chile.
Centro Punta Redonda. Foto: MOWI Chile.

Chile: En respuesta al informe presentado por el IFOP ante la SMA, MOWI Chile argumenta en un documento científico, sobre la poca claridad y evidencia en las acusaciones del posible daño ambiental derivado de su fuga de peces.

En relación al informe presentado por el IFOP donde se da cuenta los posibles efectos y consecuencias ambientales del escape de salmones de MOWI Chile, los abogados de la empresa, Felipe Meneses y Constanza Pelayo, entregaron en respuesta a la SMA -en el marco de la formulación de cargos de la entidad-, las observaciones al respecto con un documento técnico-científico preparado por Ismael Cáceres, jefe de proyectos y coordinador área biótica de SGA Consultores, en el que se analizan y discuten los puntos planteados por el reporte del Instituto de Fomento Pesquero.

Primero, en cuanto al número de individuos recapturados, según señala este informe y también reconoce el documento preparado por el IFOP, una fracción indeterminada de peces fue capturada por pescadores por lo que la recaptura pudo haber sido mayor al 10%. “Existen numerosas fuentes que indican un número mayor de recaptura por pescadores y gente local (…) concluyendo que el IFOP tiene conocimiento que la recaptura pudo haber sido mayor a un 10%, no aplicaría al caso la presunción de daño ambiental conforme a la ley 19.300”, afirman desde la defensa de MOWI Chile.

Corto plazo

Sobre el daño ambiental debido al depósito de peces muertos, primero el informe de SGA deja en evidencia que el IFOP “interpretó y tradujo erróneamente las referencias bibliográficas citadas” en cuanto a la mortandad por depredación, inanición y parasitismo, encontrando incongruencias en los tres estudios que cita la entidad pública.

Por otro lado, sobre la incorporación de nutrientes a la cadena trófica en el fondo marino, “es un hecho que no ha sido cuantificado por ningún estudio científico en Chile”, aseguran ambos informes. Sin embargo, el reporte de MOWI Chile asegura en base a evidencia internacional que una vez muertos los salmones por inanición “las carcasas sobre el fondo marino tardarían no más de 22 días en descomponerse”.

También, descartan la depredación de peces nativos, ya que el programa realizado por IFOP que documenta la depredación de salmón Atlántico a especies nativas, sólo encontró un ejemplar con peces en su interior.

Largo plazo

En tanto, para los efectos de mediano y largo plazo, una vez más el documento de la defensa alega que el IFOP hace suposiciones sin respaldo científico, y sostiene que “sí existe información internacional y nacional, en el sentido que los individuos escapados de salmón Atlántico no logran establecer poblaciones autosustentables en el mar ni en agua dulce del hemisferio sur, como tampoco en Chile”.

Las conclusiones del informe IFOP están basadas en estudios existentes en ecosistemas europeos y norteamericanos (donde los salmones se distribuyen de forma nativa) y no en estudios en aguas chilenas”,

Informe de MOWI Chile.

Lo anterior, sobre la base de que los salmones escapados no logran asilvestrarse y que los estudios citados por el IFOP hacen referencia a otras especies de salmónidos y en distintos contextos.

Específicamente sobre la posible depredación del pez nativo puye grande (Galaxias platei), las observaciónes de MOWI Chile esclarecen que la cita “proviene de un resumen de una página web realizada por un periodista que al parecer no leyó la publicación, interpretó erróneamente o no supo traducir del documento original (…) donde se señala correctamente que hay baja diversidad genética de puye grande de agua dulce sin la interacción con salmones versus con interacción con salmones (sin indicar salmón Atlántico), y que realizando simulación hacia atrás en 100 años, se puede explicar en un 99% esta diferencia por la reducción de la población”.

Conclusiones

Como conclusión general, el reporte presentado por la defensa de la salmonicultora señala que “las conclusiones del informe IFOP están basadas en estudios existentes en ecosistemas europeos y norteamericanos (donde los salmones se distribuyen de forma nativa) y no en estudios en aguas chilenas”.

Además, recalcan el hecho de que el salmón Atlantico escapado no es capaz de asilvestrarse en Chile, no habiendo evidencia científica de lo contrario.

Descargue el informe completo de la defensa aquí.

Lea también: