Skip to main content

Científicos analizan innovador método para administrar antiparasitarios

Lepeophtheirus salmonis. Foto: Instituto of Marine Research (Noruega).
Lepeophtheirus salmonis. Foto: Instituto of Marine Research (Noruega).

Noruega: El método consiste en formar una capa flotante de antiparasitario en la superficie, por donde los peces salten naturalmente para exponer el piojo al fármaco. A pesar de sus limitantes, los científicos evidenciaron una eficacia del 38%.

Debido a las grandes limitantes de los métodos de tratamiento actuales como estrés, daño mecánico, mortalidades, impacto medioambiental, entre otros, investigadores de la Universidad de Melbourne, Australia, y del Institute of Marine Research, Noruega, evaluaron un método para el tratamiento de piojos basado en la conducta natural de los salmones para llenar su vejiga natatoria.

Así, mezclaron aceite de canola y distintas concentraciones de cipermetrina para evaluar su eficacia frente a la infección por Lepeophtheirus salmonis. También probaron si podían aumentar la actividad de salto sumergiendo las jaulas por un período de tiempo para limitar el acceso a la superficie.

“Las altas concentraciones de cipermetrina eliminaron la mayoría de los piojos (38% de eliminación de piojos después de 1 salto). Sin embargo, el número de saltos repetidos en un período corto y, por lo tanto, la exposición a la capa de aceite, no alteró la eficacia de eliminación de piojos”, señalaron los autores del estudio en cuanto a sus resultados.

También evidenciaron que el salto de los peces se puede mejorar a través de un período de inmersión forzada seguido del reestablecimiento del acceso a la superficie antes de aplicar el tratamiento.

Teoría

Saltar es una necesidad de comportamiento para el salmón Atlántico. Los salmones tienen una vejiga natatoria abierta que se llena al tragar aire en la superficie para ajustar su flotabilidad.

El comportamiento de saltos puede amplificarse entre 10 y 1000 veces más si no se les permite acceder a la superficie durante un período prolongado por inmersión forzada.

“En general, demostramos que sumergir a los peces para aumentar su promedio de saltos se puede utilizar en conjunto con una capa de aceite flotante para entregar productos químicos, que se pueden volver a recolectar después del tratamiento”, afirmaron los expertos.

A pesar de sus resultados, los científicos plantearon que futuras investigaciones deben probar diferentes combinaciones de fármacos y aceites para aumentar la eficacia del tratamiento sin impactar el bienestar animal.

Limitaciones

A pesar de que el método había sido probado con anterioridad y con un mayor porcentaje de eficacia (87%), el antiparasitario, aceite y método de aplicación fue distinto, por lo que los trabajos no son análogos.

Entre las limitantes estipuladas por los autores se encuentran la concentración del fármaco, su efectividad al mezclarse con aceite, el tipo de aceite, tiempo de exposición al antiparasitario y resistencia de los piojos al fármaco.

Lea el abstract del estudio titulado “Jumping to treat sea lice: Harnessing salmon behaviour to enable surface-based chemotherapeutant application” aquí.

Lea también: